Descubre algunos mitos sobre los tintes de cabello

Desde hace ya algunos años atrás, el mundo de la peluquería en general y el de la coloración o tinte en particular ha cambiado bastante, y según vemos la mayoría de resultados, ha sido un cambio sin duda para mejor. Cuando antes apenas se innovaba más allá de un tinte para todo el cabello o unas mechas simples como mucho, hoy día conocemos un sinfín de términos nuevos relacionados tanto con el corte de cabello como con la coloración del mismo: corte pixie, mechas californianas, corte bob, mechas ombré, mechas bronde, corte escalado, coloración arcoiris, rapados con formas, etc.

Sin embargo, algo que no cambia para nada son los mitos en torno al mundo de los tintes en los salones de belleza. Seguro que has escuchado más de uno y quizás alguno de los que aquí te presentemos, pensabas que eran ciertos. Pues bien, aquí leerás tanto mitos verdaderos como falsos. ¿Quieres saber cuáles son? ¡Quédate a leer nuestro artículo y descúbrelos uno a uno!

No hay diferencia entre los tintes

Este mito es falso. No todos los tintes son iguales ya que podemos decir que existen 3 tipos de coloración distintas y cada una de ellas depende de la duración de los resultados. Son los siguientes:

  • Temporal o tono sobre tono: Las moléculas de color se adhieren por completo al cabello pero sólo exteriormente, aportándole color.
  • Semipermanente: Si contiene amoniaco es en cantidades muy bajas pero no suele llevarlo. Penetra en la zona superficial del tallo capilar y altera su estructura de forma más leve. Podemos decir que es lo que se conoce popularmente como un “reflejo” de color.
  • Permanente: Es la que contiene amoniaco o un sustituto que penetra en el interior de la fibra capilar, retirando el color natural del cabello (melanina). Mediante esta coloración, el color se fija definitivamente al cabello.

No hay nada que alargue la duración del color

Este mito, al igual que el anterior también es falso. Existen gran cantidad de productos cuyo fin es el de avivar el color y mantenerlo. ¿Por qué? Porque en un pelo sano, sin puntas quebradas y con una fibra capilar cerrada sin porosidades es más fácil que el color no se escape. Estos productos lo que consiguen es exactamente esto: mantener el pelo sano y sin porosidades.

Los tintes naturales son igual de buenos que los de siempre

Es otro mito falso, por desgracia. Aunque un tinte natural cuida bastante más nuestra fibra capilar, ya que no la daña en absoluto, el resultado tampoco es el mismo. El poder de coloración de un tinte natural es mucho más inferior que el de un tinte con amoniaco. Eso sí, son iguales de aptos para coloraciones suaves que no busquen oscurecer o aclarar el tono del cabello más de dos o tres tonos.

El rubio es el tono que mejor disimula las canas

Seguro que habéis escuchado esta afirmación más de una vez. ¡Y es verdad! El rubio, al ser un tono claro de pelo, es el que mejor camufla las canas plateadas o blancas. Además, es el tono más elegido entre las mujeres. Normalmente, suele ser alrededor de los 30 años cuando más suelen pedirlo en peluquerías de todo el mundo. Y cuando la edad asciende a 45-50 años, tiene un porcentaje del 94% de adeptas que prefieren este tono en su cabello. Las canas, obviamente, tienen mucho que ver en esta decisión.

Existen los tintes 100% naturales

Otro mito falso. No hay ni un sólo tinte que no contenga algo de químico en su composición. Salvo la henna, que aunque sea 100% natural, su variedad de colores son bastante limitadas y desaparece a los pocos lavados.

Se tiñe mejor con el cabello sucio

Este mito, a pesar de lo que a priori pensamos, ¡es verdadero! Los aceites naturales del cabello hacen que el tinte que estamos aplicando se adhiera mejor a la fibra capilar. Otro punto favorable de no lavar el pelo el día antes de ir a la peluquería es que el cuero cabelludo no está tan expuesto a las posibles agresiones e irritaciones que puede provocar el tinte.

Esperamos que estos mitos, tanto falsos como verdaderos te hayan aclarado un poco tu manera de entender el mundo de la coloración y ya no le tengas tanto miedo a cambiar de color si aún tienes tu color natural de cabello.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *