¿Dependes demasiado del móvil para calmar a tus hijos?

No te sientas culpable si le dejas el móvil a tu hijo para calmarle o para que tú puedas hacer otras cosas, o incluso si le dejas una tablet. No eres el único padre o la única madre del mundo que lo hace. La televisión y los dispositivos digitales para tener algo de paz y tranquilidad en algunos momentos del día. Pero, ¿eres demasiado dependiente de estos dispositivos? ¿Abusas demasiado de estos dispositivos?

Si tu respuesta es que sí, entonces ha llegado el momento de que encuentres otras alternativas para que tus hijos estén tranquilos y tengas paz igualmente sin abusar de estos dispositivos.

Modifica tus expectativas

Con demasiada frecuencia, los padres establecen expectativas increíblemente altas para su comportamiento, se sienten mal si no pueden jugar con sus hijos o no están fascinados con la historia de su hijo sobre lo que sucedió en el recreo. Es agotador estar con niños día tras día. Es necesario que aceptes que simplemente no puedes tener la energía para interactuar con entusiasmo con tus hijos cada noche puede ser el paso más importante para encontrar alternativas que no sean de pantalla para mantenerlos ocupados.

Está bien que tu hijo se aburra, ¡es saludable para ellos!

Que un niño se aburra no es malo, es más, ¡es necesario! Los niños necesitan aburrirse para poder potenciar su creatividad y toda su imaginación. Así aprenderán a jugar solos y a inventar historias. En este sentido, está bien que tu hijo deambule por casa en busca de algo que hacer, así si tu hijo tiene 4 años necesitará tu orientación pero cuando ya tenga 7 años será capaz de encontrar cosas divertidas para hacer pos su cuenta que no siempre te requieran a ti o a un dispositivo electrónico.

Si tu hijo te dice que está aburrido, simplemente dile que te avise si necesita sugerencias para hacer cosas y estar entretenido (sin necesidad de pantalla). No te sientas obligado a ser el responsable de su entretenimiento todo el tiempo.

Ofrece opciones acordes a su edad

Puzzles, pintar, muñecas, pegatinas, imanes seguros, juegos, plastilina… Todas son buenas opciones si a tu hijo le gusta. Pero debes ser realista, es probable que tu hijo no esté jugando solo durante una hora, pero puedes ayudarle de forma gradual a desarrollar su capacidad para entretenerse por sí mismo sin necesidad de tener una pantalla delante.

Cuídate

Levanta los pies durante cinco minutos mientras tus hijos juegan cerca. Insiste en que este es el momento de mamá para descansar después del trabajo, y que durante esos pocos minutos, tus hijos tendrán que mirar un libro, hacer un dibujo o participar en una actividad favorita. Si comienzan a reclamarte incluso dos o tres minutos después, tus hijos desarrollarán gradualmente la capacidad de jugar de forma más independiente, sin estar conectados a algo todo el tiempo.

Retrocede en el tiempo para recordar las formas en que los niños se divertían antes de que existieran las pantallas. Durante miles de años, los niños han estado dibujando, bailando, escalando, garabateando, cavando, haciendo música y usando su imaginación para generar diversión.


Categorías

Educar hijos, Madres

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.