Decorar un dormitorio adolescente

adolescente

Para decorar un dormitorio adolescente es muy importante que le tengas en cuenta para que se sienta partícipe de ello y que además, forme parte junto a ti de ese proyecto tan importante como es decorar su dormitorio. Cuando un adolescente se involucra en la decoración de su dormitorio, es más probable que sienta la responsabilidad necesaria para no solo decorar bien, sino también para cuidar los materiales y mantener una estancia ordenada.

Si tu hijo adolescente  no quiere tener un dormitorio infantil por más tiempo, es totalmente normal… Está creciendo y en plena transición al mundo adulto. Pero antes de poner papel pintado sobre papel pintado, lo mejor que puedes hacer es que te sientes con tu hijo/a adolescente y habléis de los cambios que se pueden hacer y de lo que quiere conseguir en su nuevo dormitorio. 

Con unas pocas ideas podréis trabajar juntos para conseguir buenos resultados y así, crear un espacio más adulto. Tanto tú como tu hijo os sentiréis orgullosos de lo conseguido. Por si fuera poco, podréis pasar tiempo de calidad juntos, puede ser divertido y también… os acercaréis un poco más emocionalmente.

Primero las ideas

Los adolescentes y los pre adolescentes por lo general quieren actualizar sus dormitorios para mostrar su personalidad y también sus intereses cambiantes. Es posible que quiera plasmar su amor por la música con una imagen de su cantante o grupo favorito, en lugar de tener imágenes de princesas… Algunos/as adolescentes también empiezan por necesitar más espacio para el trabajo escolar, un lugar para el ordenador -si es necesario y si tiene la responsabilidad suficiente para seguir unas normas pactadas con anterioridad-, etc.

ideas decorativas para un dormitorio infantil

Otros adolescentes quizá  prefieran tener espacio para tocar un instrumento o para colgar obras de arte. Habla con tu hijo y hacer un esquema sobre las cosas que quiere cambiar y los colores que le gustaría que predominasen en la estancia. El cambio de colores también es importante porque definirá muy bien su personalidad, además que los colores también ayudan a mejorar -o empeorar- el estado de ánimo de la personas.

La pintura

Una nueva capa de pintura es la forma más fácil de cambiar todo el aspecto y el ambiente de una habitación. Una vez que hayáis elegido un esquema para el tema y el color, primero deberéis pedir muestras de pintura para escoger el tono que realmente encaje en la estancia y también con la personalidad de tu hijo. Después de probar los colores con las muestra, comprad la pintura y los materiales necesarios para pintar en familia.

Si la habitación es blanca, es posible que deseéis simplemente tener una pared de acento si los colores escogidos son oscuros. Pídele a tu hijo que hable con el experto en la tienda para que le aconseje sobre el color y que le dé las instrucciones necesarias para poder pintar bien. ¡Ya tiene edad suficiente para poder ponerse manos a la obra junto a ti!

adolescente

Actualización de los muebles

Tu hijo adolescente puede desestimar su mobiliario actual como “cosas de niños”, pero muchas de las piezas de ese mobiliario puede ser fácilmente actualizado con nuevos accesorios y pintura. Después de elegir un nuevo aspecto, trabajar con tu hijo y compartid el trabajo de actualización: lijado, pintura y accesorios que sustituyan los anteriores. Si hay algunos muebles que no se pueden actualizar, deberéis tener en cuenta un presupuesto para poder comprar otros muebles y complementos en caso de que sea necesario para completar la actualización.

Los adolescentes deben tener un espacio para ellos mismos donde puedan forjar su personalidad, donde su identidad crezca junto a ellos y donde se sientan felices.

Cuida tu cuerpo
¿Quieres estar en forma y disfrutar de una vida saludable? No te pierdas estos consejos para conseguirlo:
¡Adiós a la celulitis!Gimnasia facial sin cirugía

Deja un comentario