De Infantil a Primaria… ¡No tiene que ser complicado!

pasar de infantil a primaria

Pasar de la Educación Infantil a la Educación Primaria es un gran paso para los pequeños, ¡pero es que también lo es para los padres! Puede haber dudas y ansiedad pero los padres deben asegurar que la transición sea correcta y que los problemas que puedan ir surgiendo simplemente, se aborden sin problemas. Los niños deben comenzar la escuela con una base sólida y sabiendo que sus padres son su máximo apoyo, ¡además de los maestros y del personal educativo!

Hay que aprender nuevas rutinas, conocer nuevos maestros y quizá nuevos compañeros, etc. Todo esto es muy emocionante y a los niños les gusta, aunque en cierto modo puedan sentirse nerviosos. Sin embargo, el aumento de las demandas y el entorno desconocido puede ser desalentador, y los niños deben ser acomodados en la nueva situación. Además, las expectativas de los padres pueden causar una presión innecesaria a esta temprana edad

Los padres y profesores deben recordar

Permitir errores

La lección está en el aprendizaje, no solo el resultado… el esfuerzo es lo más importante y los errores son necesarios. A esta edad, los padres deben alentar a sus hijos a ser más independientes y, cuando sea posible, a pensar por sí mismos. En este sentido, anima a tu hijo a que practique pequeñas formas de cuidarse a sí mismo, como vestirse, asegurarse de que su mochilas esté bien hecha y cuidar sus pertenencias. Felicítale por intentarlo, incluso cuando no lo hace perfectamente bien.

nenes en el primer curso de primaria

Practicar la perseverancia

Puede ser tremendamente frustrante para los niños pequeños si no pueden completar una tarea a su entera satisfacción. Enseña a tu hijo que cuando aprende cosas nuevas, es importante que sigan intentándolo, incluso si encuentran cosas desafiantes. No intervengas y “arregles” la situación, sino que guía, alienta y motiva. Es importante que fomentes el sentido natural de la curiosidad de tu hijo y que le hables acerca de las cosas, las personas o los lugares siempre que estés dentro o fuera de casa.

¡A jugar bien!

Anima a tu hijo a ser inclusivo y amable, lo que le ayudará a desarrollar la madurez emocional, así como la confianza. Los juegos que involucran instrucciones, como los juegos de mesa, son buenos para practicar cómo llevarse bien con los demás. De esta manera, los niños pueden probar algunas de las habilidades que necesitarán más adelante para hacer amigos.

Motivar su curiosidad innata

Estar interesado y tener curiosidad por las cosas que nos rodean es realmente importante para aprender. Involucra a tus hijos en conversaciones productivas, es decir, donde hay turnos para escuchar y responder adecuadamente. Escucha y responde a sus preguntas, alimenta su amor por la lectura, que es una habilidad poderosa en la vida.

Los padres deben estar preparados para ayudar a sus hijos y manejar los niveles de estrés aumentados causados por tareas escolares más difíciles, tareas, evaluaciones, diversidad dentro del entorno escolar, actividades después de la escuela y posible acoso escolar.

Dormir

Además de todo esto, no puedes olvidar la importancia que tiene que tus hijos descansen bien por las noches. El dormir es imprescindible para cuidar una buena salud física y mental en los niños… ¡y a cualquier edad!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.