Da protagonismo a los cuadros de tu hogar

A la hora de decorar nuestra casa, hasta el mínimo detalle debe tener importancia. Una casa no es decorada únicamente con lámparas, cortinas y muebles, sino que otros elementos decorativos, como puede ser el caso de los cuadros, de lo que vemos a hablaros hoy, cobran real importancia a la hora de dar un toque distinto bien a toda la casa o a una sola estancia.

Da protagonismo a los cuadros de tu hogar siguiendo estos consejos que hoy os presentamos en Bezzia. Un sólo cuadro puede hacer que una estancia sosa y con poca vida, se convierta en una habitación colorida, alegre y dinámica.

¿Cómo elegir el cuadro perfecto?

Hoy día podemos encontrar infinidad de cuadros que nos gusten y vayan bien con nuestra estancia. Pueden ir perfectamente encima de cualquier color de pared siempre y cuando combine con muebles y demás elementos decorativos, pero quedará especialmente bonito, si detrás tenemos una pared blanca o de otro color neutro claro (como por ejemplo el gris perla).

A continuación, os decimos cómo elegir el cuadro perfecto para crear una estancia totalmente distinta y mejor a la que tienes ahora:

  • Antes de comprarlo debes tener claro dónde quieres colocarlo: encima del sofá, al lado de la televisión, sobre la chimenea, en un pasillo, etc. Sabiendo esto, puedes tener claros otros detalles como el tamaño que debe tener, los colores, las texturas, etc.
  • Que llame la atención: Un cuadro está para contemplarse por lo que su principal función, después de la decorar obviamente, será la de llamar la atención y atraer las miradas de nuestras visitas.
  • Elige el color que vaya bien no sólo con las paredes sino también con las cortinas, sofás y muebles de la habitación. Eso si lo que queremos es seguir un poco la tendencia ya marcada. Si por el contrario queremos un color que rompa totalmente con la decoración actual, cuanto más transgresor sea mucho mejor…
  • Apuesta por la originalidad: Deja de lado los cuadros clásicos y de tonalidades aburridas. Apuesta por la creatividad y lo moderno. Existen infinidad de cuadros que pueden dar un toque diferente a nuestra estancia, por ejemplo, aquellos que simulan obras de arte ya pintadas anteriormente por pintores célebres. Son muy populares últimamente los cuadros de Gustav Klimt, Pablo Picasso o Salvador Dalí. Si te gusta su arte, no estaría mal que barajases la posibilidad de adquirir un cuadro de este tipo.

Teniendo en cuenta estos consejos, seguro que te haces con el cuadro perfecto… Por último, un apunte más: que el cuadro no quite luminosidad y amplitud a la estancia, estas dos características deben ser lo más importante de una casa.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *