Da un aspecto nuevo a tu cocina sin cambiar los muebles

Normalmente, todas las estancias de la casa son fácilmente modificables cuando nos aburrimos de un tipo de decoración, muebles o textiles que la decoran. Sin embargo, la cocina no es tan fácil de modificar a priori: los muebles deben durar bastantes años (tienen un alto coste económico) y quitando las cortinas o los pequeños detalles que la componen poco o nada más podemos modificarle cuando nos aburrimos de la decoración.

Sin embargo hay maneras, tips y pequeños trucos que podemos hacer para que nuestra cocina se vea totalmente nueva y gastándonos muy poco dinero.

Da un toque diferente a los muebles

Lo que más suele abundar en una cocina son los muebles: la despensa, donde guardamos los platos, sartenes, ollas, etc. Es por ello, que si queremos darle un toque totalmente nuevo a nuestra cocina, lo que más deberemos mirar y “rejuvenecer” sean los muebles… ¿Cómo?

  • Si fuesen más económicos de lo que suelen ser podríamos comprarlos nuevos, pero esto supone un gasto bastante grande e innecesario.
  • Pintándolos de un nuevo color… Antes, si queríamos pintar los muebles de un color distinto, suponía bastante trabajo ya que antes había que lijarlos para posteriormente pintarlos. Ahora no. En el mercado ya hay pinturas que no necesitan aplicarse sobre madera “virgen” para que quede un buen acabado, sino que basta con pintar encima.

Si seguimos el segundo paso y optamos por la pintura, un efecto que queda bastante bonito, siempre y cuando tengamos los muebles de color madera, es pintarlos de color blanco roto o ‘beige’ pero no por completo sino a brochazos dejando huecos libres donde se aprecie el verdadero color de la madera. Se podría decir que con esta técnica lo que estamos intentando es darle un toque envejecido a nuestros muebles. Eso sí, pasaríamos de tener una cocina algo antigua y con muebles con tonalidad oscura, a una cocina algo más nueva con muebles más claritos y que aportarían luminosidad y amplitud a la cocina.

Este sería un gran cambio que haría que nuestra cocina se viese nueva y mucho más moderna.

Aparta muebles innecesarios y apuesta por los pequeños adornos

Ya no tanto, pero años atrás nos gustaban las cocinas con cuantos más muebles mucho mejor. Sí, es cierto que los muebles vienen muy bien para guardar nuestros utensilios de cocina y comida pero también es verdad que alguno que otro puede sobra en muchas cocinas. Si es tu caso, y puedes desprenderte de uno de los muebles, apártalo y apuesta por los pequeños adornos que dan otro toque diferente. Estos podrían ser los siguientes:

  • Macetas de interior: Dan frescura a la cocina y su color verde rompe con la rutina monocromática que podamos tener en paredes y muebles.

  • Cuadros de cocina: Antes no era frecuente encontrar una cocina con cuadros, pero ya sí suelen verse este tipo de elementos decorativos. Hay muchísimos cuadros de cocina que pueden irle bien y que dan un toque moderno y ‘chic’.
  • Cambia las cortinas, en caso de tenerlas, y los paños: Si tus paños son antiguos y eres de las que sueles dejarlos a la vista, comprar paños nuevos con motivos mucho más modernos y coloridos harán que tu cocina se vea con ese toque nuevo que tanto necesita. Lo mismo ocurre con las cortinas. Para las cocinas pequeñas te aconsejamos unas cortinas claras y de colores lisos… Si te gustan los estampados, que estos sean pequeñitos y elegantes… Nada de girasoles enormes, ¡por favor!

Recuerda que una cocina se verá mucho más pequeña cuanto más recargada se encuentre. Los colores oscuros de muebles, pintura y cortina, también harán que todo se vea más pequeño y diminuto.


Deja un comentario