Cuidados para tener unos muslos perfectos

Muslos perfectos

Los muslos son una zona de nuestro cuerpo que a muchas nos gustaría cambiar. En ellos se acumulan grasas fácilmente, en la gran mayoría de los casos, y tienden a tener flacidez, sin mencionar otros problemas estéticos que pueden presentarse. Para tener unos muslos perfectos hay que trabajar en ello y sin duda hay formas de conseguir mejorarlos.

Los cuidados para conseguir unos muslos perfectos pasan por gestos diarios y algunos que requieren un poco más de esfuerzo por nuestra parte. Si esta es una de esas zonas del cuerpo que querrías cambiar, toma nota de estos consejos para mejorarlos.

Depilación

Los muslos no son precisamente la zona en la que más nos centramos a la hora de depilarnos, ya que aquí el pelo suele ser menos abundante, pero de todas formas son muchas las personas que requieren de depilación en esta zona. Lo mejor que puedes hacer para no volver a preocuparte por la depilación es apuntarte a la depilación láser. Con unas cuantas sesiones lograrás olvidarte de este pequeño problema.

Muslos suaves

Muslos

La suavidad en los muslos solo se logra con dos gestos, exfoliación e hidratación diaria. La exfoliación debe realizarse unas dos veces a la semana, pero debemos hidratar cada día. Prueba a hidratar con aceites como el de coco, dando unos ligeros masajes, lo que además ayudará a mejorar la circulación en las piernas y a reducir la celulitis. También puedes aplicar cremas que tengan poder hidratante y reductor, para conseguir dos cosas con un solo gesto.

Cara interna de los muslos

Esta suele ser la zona en la que primero notamos la flacidez en el caso de los muslos. Estos es sobre todo una cuestión de genética, ya que hay quien no acumula grasa en esta zona. De todas formas, para reducir la grasa en las piernas hay que realizar dieta y ejercicio general, para conseguir reducir la cantidad de grasa en el cuerpo. No hay que olvidar que la grasa no se rebaja por zonas, sino en general. Por otro lado, para mejorar la firmeza en esta zona lo mejor que podemos hacer es realizar ejercicio que impliquen directamente estos músculos.

Ejercicios específicos

Ejercicios

Unos muslos firmes no son solo fruto del ejercicio aeróbico o de una dieta. Es importante realizar ejercicios específicos de fuerza para aumentar la musculatura y la firmeza en la zona. Las sentadillas son eficaces para todo el tren inferior, así que están  muy recomendadas, pero podemos buscar ejercicios para todas las piernas y realizarlos varias veces por semana. Busca ejercicios que impliquen diferentes músculos de las piernas y alterna durante la semana para no tener agujetas siempre en los mismos.

Eliminar líquidos

Otro de los problemas que pueden presentarse en la zona de los muslos es que se acumule líquido y toxinas y por eso aumente de volumen. Para notarnos más ligeras es importante dejar el exceso de sal, grasas y azúcares en la dieta y pasarse a las frutas, verduras y agua. Además, podemos incluir alimentos y bebidas que nos ayuden a depurar, como la piña, el té verde y todo tipo de infusiones. Las personas que tienden a acumular líquidos suelen tener más volumen en esta zona de los muslos, algo que también lleva a una aparición más temprana de la celulitis.

Mala circulación

En los muslos se puede notar la mala circulación en forma de celulitis y de la aparición de varices. Para evitar todo esto hay que realizar ejercicio al menos media hora al día y evitar estar de pie o sentados durante demasiado tiempo. Con dar pequeños paseos o subir unas escaleras ya conseguiremos activar la circulación.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *