Cuidados para los dientes sensibles

Los dientes sensibles son muy habituales, ya que hay mucha gente que sufre este problema. Se le llama comúnmente a ese tipo de dientes en los que sentimos dolor al tomar cosas muy frías o muy calientes. También cuando tenemos sensibilidad en las encías y nos duele utilizar el hilo dental o cepillar los dientes. Si llegamos a esta situación debemos comenzar a preocuparnos por nuestros dientes, aunque no siempre es por un mal cuidado, ya que hay gente más propensa que otra.

Debemos conocer las causas que llevan a tener unos dientes sensibles y tratar de cuidar al máximo la dentadura, ya que nos va a acompañar toda la vida. Se pueden prevenir y también se pueden realizar cuidados si nuestros dientes son sensibles en este momento.

Por qué tenemos los dientes sensibles

Sobre la dentina hay capas de esmalte y en la zona de las encías capas de cemento, las cuales protegen esta dentina. Cuando se ve expuesta es cuando la gente siente dolor, ya que la falta de protección con esmalte hace que estas sensaciones lleguen a los nervios, produciendo el dolor.

Hay algunas causas que aumentan la probabilidad de sufrir este problema de los dientes sensibles. La enfermedad de las encías que produce la recesión de estas y la exposición de la raíz, enfermedades como la bulimia que acaban con el esmalte, un esmalte de poca calidad, empastes desgastados o el desgaste del esmalte por las bebidas ácidas y un mal cuidado. Puede haber muchas otras causas y también puede aparecer y desaparecer esa sensibilidad con el tiempo.

Cómo prevenir la sensibilidad dental

Este problema puede prevenirse en muchos casos. Es importante evitar los alimentos ácidos que pueden desgastar el esmalte. También hay que realizar un cepillado con un cepillo suave durante dos minutos tras cada comida y utilizar hilo dental. Estos sencillos cuidados son básicos para mantener una adecuada salud en nuestros dientes, no solo para la sensibilidad dental. Un blanqueamiento o el uso de productos para blanquear también puede hacer que los dientes se vuelvan mucho más sensibles. Por eso antes de realizar ningún tratamiento debemos consultar con el dentista para conocer las posibilidades de sufrir este problema.

Cuidados para los dientes sensibles

Los dientes sensibles deben cuidarse a diario. Es importante utilizar un dentífrico específico para este problema, ya que contiene sustancias que hace que los dientes sean menos sensibles a esas sensaciones que se transmiten por el nervio. Hay que utilizarlo con cierta frecuencia para notar el cambio en los dientes sensibles.

El gel fluorado es una técnica que se utiliza en los dientes y que ayuda a que pierdan esa sensibilidad, reforzando el esmalte. Debe realizarse en un dentista y ayuda cuando existe sensibilidad de forma recurrente. Puede ayudarnos de forma más rápida a terminar con la sensibilidad dental.

Por otro lado, si los dientes son sensibles puede deberse a que tenemos un diente roto o a que necesitamos empastes nuevos, pues alguno puede haberse estropeado. En estos casos debemos acudir a un dentista que nos diga en dónde se encuentra el problema que nos produce esa sensibilidad dental. Si son empastes tendremos que renovarlos y si hay un diente roto se debe arreglar.

Si el dolor o la sensibilidad continúa y tiene que ver con problemas de caries, de forma que el dolor llega al nervio, debemos abarcar otras posibilidades. Una de las que se recomiendan si no cesa el dolor tras intentar varias cosas es la endodoncia, pero debe ser uno de los últimos recursos. De ahí que debamos realizar consultas con varios dentistas antes de decidirnos por una técnica u otra.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.