Cuidados extra para los pies este verano

Los pies son los grandes olvidados de nuestro cuerpo durante el invierno. Pero cuando llega el verano nos damos cuenta de los cuidados que necesitan para lucir bonitos con esas sandalias que nos hemos comprado, por lo que tenemos que ponernos al día con los cuidados extra para los pies.

Además de los cuidados básicos hay formas de conseguir unos pies perfectos este verano. Os vamos a dar unas cuantas ideas para que los pies luzcan suaves y perfectos bajo cualquier circunstancia. Y no debemos volver a olvidarnos de ellos aunque sea invierno, ya que unos pocos cuidados de vez en cuando los mantendrán en buen estado.

Un baño de preparación

Cuidados de los pies

A la hora de cuidar los pies, lo primero que debemos hacer es prepararlos con un baño relajante. Esto nos ayudará a ablandar la piel y sobre todo esas durezas que le dan un aspecto descuidado a los pies. Debemos utilizar agua templada y podemos añadir sales para mejorar la circulación. Las sales minerales ayudan a los pies a recuperarse de la fatiga, pero también podemos añadir pastillas efervescentes para limpiar mejor los pies. En firmas como Saltratos encontrarás muchas cosas para cuidar tus pies.

Exfolia la piel

Lima de pies

En los pies la piel se vuelve gruesa del constante roce, y ahí es cuando aparecen las durezas. Antes nos pasábamos el día utilizando la lima antidurezas de mano, pero hoy en día tienes cosas mucho más rápidas y más prácticas. Tiene la lima eléctrica Velvet Smooth de Dr. Scholl, la cual es toda una revolución para cuidar tus pies. Te da un ligero masaje y acaba rápidamente con las durezas. Puedes darle un poco varios días a la semana después de la ducha, cuando esas durezas están más blandas.

Extra de hidratación

Pies hidratados

Después de exfoliar tendremos que hidratar en profundidad. Los pies necesitan un extra de hidratación, y por ello debes utilizar cremas específicas para los pies, o bien comprar una crema que sea muy untuosa, como la clásica de Nivea de la caja azul. Si haces esto por la noche es ideal, ya que podrás hidratar los pies al máximo y añadir luego unos calcetines de algodón. Los pies absorberán esa mascarilla de hidratación y por la mañana estarán súper suaves. Es importante que los calcetines sean de algodón porque este transpira y los tejidos sintéticos no.

Cuida la uñas

Uñas pintadas

Durante el verano lucimos los pies totalmente, por lo que las uñas también deben cuidarse al máximo. Lo primero que debemos hacer es retirar las cutículas, que no cortarlas, ya que son la protección natural de la piel. Corta las uñas rectas para que no se claven en la piel de los lados, ya que eso puede producir dolor. A continuación, utiliza una base endurecedora que cuide tus uñas. Elige el tono de moda del verano y píntalas como quieras. Piensa que en los pies las uñas duran bastante más tiempo que en las manos, por lo que debes elegir un tono que sea bastante versátil.

Cuidado con las grietas

Si tus pies se han secado hasta el punto de que aparezcan grietas, debes tener cuidado con ellas ya que podrían producirse heridas. El cuidado inicial es el de hidratar y exfoliar, siempre con la piel limpia. Procura tener los pies secos y a ser posible déjalos al aire libre para que se curen esas grietas.

Un masaje relajante

Tampoco hay que dejar a un lado los cuidados para relajar los pies. Son una parte de nuestro cuerpo que sufre bastante durante todo el día, y durante el verano llegan a hincharse por el calor y la mala circulación. Es por eso que debemos darles un masaje relajante para mejorar la circulación y hacer que se relajen como un extra de cuidados.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *