Cuidados básicos para evitar el pelo seco

El pelo seco es un problema que afecta a mucha gente, y es que hay multitud de factores que pueden hacer que nuestro pelo se reseque y acabe rompiéndose, incluso si se trata de un cabello fuerte y grueso. Los cabellos rizados suelen ser más secos que los lisos, pero todos ellos necesitan cuidados básicos para evitar que el pelo se seque.

Descubre cuáles son estos cuidados y aquello que debes evitar para conseguir un pelo hidratado. El pelo seco resta brillo y vivacidad a tu cabello, por lo que debemos cuidarlo para que se mantenga suave y en buen estado. Esta condición del cabello lleva a las puntas abiertas y a que se rompa el pelo, por lo que hay que evitarlo.

Elige bien los productos diarios

Aquello que vamos utilizar casi a diario en nuestro cabello es muy importante, porque es lo que más le va a afectar. Hay que pensar la de meses que tarda un pelo en crecer y todo lo que hacemos en ese tiempo, día tras día. Es por eso que elegir el champú o el acondicionador no debe ser algo a la ligera. Es importante escoger productos que sean adecuados para nuestro tipo de cabello y que ayuden a mantenerlo sano. Además, hoy en día vemos una creciente preocupación por las siliconas y los parabenos, los cuales están desapareciendo de casi todos los champús y productos para el cabello. No es que tengamos que gastar mucho en champús, pero sí escoger algo que sea lo suficientemente bueno y respetuoso con nuestro pelo.

Evita el calor

Este es otro problema que usamos muy a menudo. Nos referimos a que hay que evitar los aparatos que dan calor directo al pelo, resecándolo mucho más. Esto lo estropea y le resta brillo. Si podemos, debemos dejar el cabello secar un poco con la toalla y a ser posible secarlo al aire libre. Si queremos darle un toque con el secador, evitar dar calor directo y sobre todo utilizar protectores para el calor de calidad, que ayudarán a que el cabello no se seque ni se rompa tanto aunque usemos planchas o secador.

Protege el cabello al sol

Dejar el cabello al sol puede ser una buena idea si queremos aclararlo, pero lo cierto es que esto le afecta más de lo que creemos. No solo exponemos nuestra piel y la cabeza a un sol que puede llegar a producir cáncer, sino que además estamos quemando el cabello directamente, por lo que terminaremos con el temido pelo seco. Hoy en día hay protectores para el cabello y también podemos comprar un buen gorro para la ocasión.

Evita decoloración y tintes

Una de las cosas que más puede estropear el cabello y hacer que acabe seco y opaco es la decoloración  y el uso constante de los tintes. Esto estropea muchísimo el pelo, aunque hoy en día tengan una mejor calidad, sobre todo si hablamos de la decoloración. Está claro que si deseas tapar las canas es difícil resistirse a estos tintes, pero puedes optar por ideas más naturales, como la henna o los tintes naturales, aunque advertimos que el efecto no es tan inmediato como el de los tintes químicos.

Hidrata con mascarillas

Si comenzamos a notar que nuestro cabello está más seco hay que actuar para evitar que las puntas acaben siendo un desastre. La hidratación es fundamental en estos casos, y debemos usar las mascarillas. Aunque utilicemos el acondicionador a diario esto no es suficiente, porque ayuda a suavizar el pelo pero no lo hidrata y repara tanto. Las mascarillas pueden ser compradas en tiendas de cosméticos o mascarillas caseras. Incluso hay algunos aceites que pueden ser unas buenas mascarillas, como el aceite de coco y el de jojoba.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *