Cuidados básicos para la piel seca

Piel seca

La piel seca no es tan común como la piel mixta, pero hay mucha gente que tiene este tipo de piel. Tampoco es la más problemática, pero tiene la desventaja de que al faltarle esa hidratación y el sebo natural de la piel, pueda volverse más sensible al enfrentarse a los factores externos. Esta es la típica piel que acaba teniendo rojeces y picores por enfrentarse al frío o a la polución del día a día.

La piel seca también necesita de unos cuidados básicos específicos. Esta piel seca pierde hidratación con facilidad a lo largo del día, se reseca y se irrita fácilmente. Son sus principales desventajas. Como ventaja suele ser una piel que no cuenta con granitos, ya que no tiene tantas impurezas, y es fácil de tratar y de maquillar porque es más homogénea.

Cuida la alimentación

Piel seca

La alimentación está íntimamente ligada al aspecto de nuestra piel. Así como alguien que es propenso a los granitos y a la piel grasa debe reducir las grasas saturadas en la dieta, en el caso de la piel seca debemos mantenernos hidratados por dentro y también ingerir grasas saludables. El Omega-3 es algo imprescindible, por lo que debemos consumir pescado azul, que además tiene muchas proteínas y ayuda a la piel a mantenerse firme. Incluir estos alimentos en la dieta es algo muy importante. También los frutos secos ayudan, así como añadir aceite de oliva en las comidas.

Otro de los básicos para hidratar tu piel por dentro es beber dos litros diarios de agua. También puedes añadir infusiones y zumos naturales. Evita las bebidas azucaradas, pues esas perjudican la piel e inflaman los tejidos. Es mejor optar por las soluciones naturales.

Productos específicos para la piel

Piel seca

En cada tipo de piel debemos comprar productos cosméticos que sean específicos para ese tipo de piel. En este caso, hay que hacerse con productos para la piel seca. Además, este tipo de piel requiere productos con base de aceite, ya que les ayuda a mantener la hidratación durante el día, al contrario que los productos para pieles grasas, los cuales cuentan con base al agua para evitar el exceso de sebo en la piel.

En el cuidado de cada día debes utilizar un tónico para pieles sensibles, para equilibrar la piel. A continuación utiliza una hidratante que sea específica para pieles secas, ya que son más densas que las normales. En cuanto al limpiador, lo ideal para estas pieles es la leche limpiadora, evitando los jabones y geles, que resecan más la piel. El maquillaje también debe ser fluído, evitando usar demasiado la textura en polvo, que reseca la piel. Incluso en el caso de las sombras de ojos tenemos texturas que son más hidratantes que los polvos, por lo que puedes comprar este tipo de maquillaje.

Utiliza productos naturales

Hidratar la piel

Si hay algo que tiene la piel seca es que además suele ser piel sensible, que a veces reacciona a los productos cosméticos. Si eres de las que tienen que cuidar al máximo lo que utiliza en la piel, anota los productos naturales que pueden ayudarte a limpiar e hidratar la piel.

La avena, mezclada con leche es uno de los mejores exfoliantes naturales que hay. Además, ayuda a humectar la piel, por lo que es una gran idea a la hora de hacer una mascarilla exfoliante. Para hidratar de manera natural, tenemos productos que además son muy económicos, como puede ser el aceite de coco o el de jojoba. El aloe vera es el producto natural perfecto para los rostros que sufren de rojeces, ya que calma la piel y ayuda a equilibrarla.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *