Cuidado ocular: Los pasos que debes seguir

Cuidado de los ojos

Debemos prestar atención a todo nuestro cuerpo porque siempre nos mandará señales de cuando algo no marcha bien. Pero aún así, hay algunas partes que quizás no avisen de manera tan repentina y no por ello debemos dejarlas a un lado. El cuidado ocular es quien nos ocupa este espacio y del que tienes que conocer un poco más.

Nuestros ojos y nuestra vista es uno de los sentidos que necesitamos agudizar siempre. Porque todos sabemos lo valiosa que es. Así que, es el momento de dar los mejores pasos que te vamos a comenzar ahora. ¡Anótalos porque te servirán siempre en tu día a día.

Elige una alimentación sana para el cuidado ocular

Uno de los pasos correctos que debemos dar está en nuestra alimentación. Aunque no te lo creas con ella cuidaremos nuestro interior pero también el exterior. Así que, recuerda que en este caso la vitamina C, la A y como no, la E son algunas de las básicas y necesarias para el cometido de hoy. Pero es que además, no podemos olvidarnos de los minerales como el zinc el siempre aconsejable Omega 3. Ya que la unión de todos ellos hace que la salud ocular esté en mejores manos, haciendo el envejecimiento de la misma se llegue a retrasar. Sabiendo todo esto, ¿Cuáles son los alimentos que debemos tener en cuenta? Pues es muy sencillo, porque las verduras de hojas más verdes, las frutas, el pescado, marisco y la carne blanca de pavo o pollo serán algunos de tus mejores aliados. Dejando de lado las grasas y alimentos precocinados.

Cuidado ocular

Una revisión anual no hace daño

Si te haces un chequeo exhaustivo cada año, si acudes a tu dentista o a tu ginecólogo también de manera regular, la vista y el cuidado ocular no pueden quedarse atrás. Porque es una manera de saber que todo está bien o de pillar a tiempo ciertos problemas que puedan surgir. Si tienes alguno de ellos como puede ser la miopía o hipermetropía, entonces debes acudir para poder ajustar la graduación de la misma.

Protege los ojos de la radiación solar

Las gafas de sol son sumamente importantes contra la radiación solar. Por eso, no solo cuando estamos en la época estival son necesarias. Si hay mucha luz y tienes que salir, quizás sea una buena idea el cubrirte los ojos. Del mismo modo que si sales a hacer deporte, no te debes olvidar de cuidar los globos oculares. Ya que a veces no solo nos estamos protegiendo del sol sino también del polvo o la arena.

Cuidado de la vista

En casa apuesta por tener buena luz

Si vas a leer en casa o estudiar y  hasta ver la tele, necesitarás de una buena luz. Porque sino tus ojos se forzarán mucho más y no es lo que se recomienda. Porque si lo haces con frecuencia llegará la fatiga ocular a ellos. Así que, el entorno tiene que estar bien iluminado pero evitando los reflejos que se producen en las pantallas. Sobre todo cuando hablamos de televisores o de ordenadores.

Relaja la vista unos minutos

Hoy en día con todos los dispositivos que tenemos a nuestro alrededor es habitual que estemos horas y horas con ellos. El móvil y las tablets se han convertido en los principales. Pero tienes que recordar que debemos relajar nuestros ojos aunque no queramos. ¿De qué manera? Pues muy sencillo y es que, cada 20 minutos, debemos retirar la vista de lo que estamos mirando y enfocarla en un punto a lo lejos o simplemente cerrar los ojos unos 10 segundos. Es una manera de desconectar de esa visión de luz, para que el cuidado ocular siga dando sus frutos. ¿Seguirás estos pasos tan sencillos?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.