Cuida tus ojos este verano

Entramos en pleno mes de junio y los rayos del sol vienen para quedarse, por esta razón, debemos tener cuidado y debemos ser conscientes de que podemos salir perjudicados si no protegemos y cuidamos nuestra mirada porque a la larga nos puede salir cara la jugada.

En los meses de buen tiempo, los agentes externos se multiplican y éstos pueden ser muy agresivos para tus ojos. Estar mucho tiempo bajo el sol, el cloro de las piscinas, la sal de la playa, el aire acondicionado, la contaminambientes secos, la contaminación, el mal uso de las lentillas y la elección inadecuada de gafas de sol.ación, un mal uso de las lentillas o unas gafas de sol inadecuadas pueden perjudicarte de manera muy seria en un futuro. 

Los daños que nos pueden ocasionar en multitud de casos son irreversibles por esta razón, debemos ser muy cuidadosos y estar muy pendientes de nuestros ojos, mimarlos y atenderlos a diario. Uno de los casos que más pueden afectar si no se utilizan adecuadamente gafas de sol cuando estamos expuestos a él, es cáncer de párpado, cataratas, retinitis, quemaduras y crecimiento anormal del tejido de la conjuntiva sobre la córnea.

En muchos temas de salud, se debe utilizar en la mayoría de los casos el sentido común, es decir, si vamos a salir pasar unas horas en la playa y coincide las horas más fuertes del sol, no olvides en casa tus gafas o tu sombrero o una gorra que te proteja, así como utiliza protector solar y buscar siempre que sea posible el máximo de sombras.

A continuación os dejamos una serie de consejos que pueden servirte de ayuda o de recordatorio para que este verano tus ojos no corran peligro alguno y disfrutes al máximo de tus merecidas vacaciones:

  • Suma atención a los rayos ultravioleta. Un estudio reciente observó que en las zonas donde existe un debilitamiento de la capa de ozono se produce más cantidad de radiación y por ende, un mayor número de casos de retinitis solar. Además, hay que prestar mucha atención cuando empieza el verano porque no estamos acostumbrados a protegernos tanto del sol y de hecho, es en junio cuando se alcanzan los valores máximos de rayos ultravioleta.
  • No olvides nunca las gafas de sol cuando estés al aire libre. Las lentes oscuras deben ir en medida de la actividad que se realice. Cuanto mayor sea la intensidad de la luz solar más necesaria una absorción de la luz, es decir, uso de cristales más oscuros. Por ello, en deportes de alta montaña o todas las actividades acuáticas del mar es muy recomendable que se utilicen siempre gafas de sol.
  • Busca el sello de calidad y control de tus gafas. Es muy importante adquirir unas buenas lentes que te protejan, sino el llevarlas se convertirá algo más estético que de salud vital para tus ojos. Debes comprobar que en el etiquetado aparezca la referencia de ‘CE YV 400’.

  • Ten en cuenta que si tienes ojos claros necesitas más protección que si tienes los ojos oscuros. Los ojos claros son más sensibles a la luz solar y al deslumbramiento.
  • Si te duele la cabeza cada vez que utilizas gafas de sol esto es un buen indicador de que no has sabido elegir unas buenas gafas que te protejan adecuadamente.
  • Si utilizas a diario lentillas, debes prestar mucha más atención a su cuidado y limpieza durante los meses de verano. En ésta época de más calor, se suda más, aplicamos en nuestro rostro cantidad de crema protectora contra los rayos del sol y hay mayor contacto con el agua de mar y de piscinas, por ello, ten cuidado y descansa tu mirada intercalando días de uso de lentillas y otros días ponte tus gafas de vista habituales.
  • Con el calor, ten cuidado con el maquillaje que utilices, mira sus componentes y las recomendaciones que dicen los fabricantes, evita utilizar maquillaje caducado. Así como, desmaquíllate antes de ir a la playa o a la piscina, así evitarás que el maquillaje entre en tus ojos.
  • Si trabajas delante de un ordenador, debes descansar la mirada cada hora. Enfoca fuera del marco del ordenador y si es posible, sal a dar una pequeña vuelta al aire libre para que tus ojos se oxigenen.
  • Por último, la alimentación es muy importante, por ello, introduce en tu menú diario alimentos ricos en luteína y zeaxantina, componentes antioxidantes que protegen de los radicales libres nocivos para las células que forman parte de la retina. Son muy ricos en estos niveles la lechuga, los berros, el aguacate, las espinacas, guisantes y judías verdes. Otros alimentos que contribuyen a tener una buena salud ocular son todos aquellos que contienen ácidos grasos omega 3, aceite de oliva y frutas ricas en vitaminas A y C. Es decir, las fresas, el mango, melocotón o el melón, y dentro de los vegetales el brócoli, la coliflor y los pimientos.

No es ninguna tontería el prestarle un poco de atención a nuestros ojos, generalmente no tenemos esa conciencia, por esta razón, desde aquí queremos que te protejas del sol cada vez que salgas a la calle y estés muchas horas expuesta al sol porque no queremos sorpresas futuras.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Consejos salud, Salud

Soy Paula, aunque no me importa que acorten mi nombre en Pau. Estudié comunicación audiovisual y estoy empezando a trazar un camino hacia un futuro profesional. Entre radio, televisión y pequeñas productoras dejo un hueco de mi agenda para compartir con vosotros lo más interesante que me encuentre por este camino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.