Cuida tus glúteos para una retaguardia perfecta

Glúteos firmes

Con la llegada del verano nos encontramos con la operación bikini, y con ella llega el momento de mirar aquellos puntos débiles de nuestro cuerpo. Los glúteos suelen ser una parte de nuestra anatomía que nos da quebraderos de cabeza, pero al mismo tiempo, es una parte que si se trabaja podemos mejorar en poco tiempo. Así que os vamos a dar las pautas para conseguir una retaguardia perfecta.

Partiendo de la base de que cada persona es un mundo y nuestros glúteos tendrán una forma determinada, sí podemos trabajarlos para mejorarlos, y también podemos tratarlos para que la piel tenga un mejor aspecto. Aunque hoy en día se llevan los glúteos voluminosos, no todas tenemos la genética adecuada para conseguirlos, pero sí podemos mejorar lo que ya tenemos.

Eres lo que comes

Alimentación sana

Si algo hay que cuidar a la hora de ponernos en forma es la alimentación. Los glúteos son una zona delicada, en donde la grasa se acumula muy fácilmente. Es por eso que debemos cuidar nuestra dieta, sobre todo si nuestra tendencia genética nos lleva a engordar en las caderas y glúteos. La alimentación adecuada es la más equilibrada, que parte de productos naturales y evita las grasas saturadas y los azúcares refinados. Toma verduras, frutas y proteínas de calidad y lo notarás en tu energía y desde luego en tu salud y tu físico. Comenzar a construir unos glúteos perfectos también tiene que ver con la alimentación. Para crear músculo se necesitan proteínas, y hay que evitar la grasa y las toxinas.

Cuida la piel de los glúteos

El aspecto de la piel también es importante. La celulitis acaba apareciendo y dando un aspecto descuidado a esta zona. Es por eso que la exfoliación es importante, al menos dos veces a la semana, para lucir una piel suave. Los masajes con productos anticelulíticos también nos pueden ayudar, porque además mejoran la circulación y drenan la zona. De esta forma veremos una piel mucho más lisa y tersa.

Acabar con la celulitis

Ejercicios

Acabar con la celulitis no solo se hace mediante masajes. Es un trabajo conjunto. En realidad se dice que no se puede acabar con ella por completo, pero sí es cierto que nuestra piel puede mejorar mucho su aspecto y se puede eliminar en gran medida. Hay varios frentes en este caso, ya que hay que cuidar la circulación, evitar la acumulación de líquidos y también el exceso de grasas en la alimentación. Estos factores agravan la celulitis en nuestros glúteos.

El ejercicio aeróbico importa

Aunque a la hora de construir unos buenos glúteos, lo que importa es la firmeza de la musculatura, siempre debemos moldear nuestro cuerpo con ejercicio de fuerza y aeróbico. El ejercicio aeróbico nos ayuda también a eliminar grasas y toxinas, y mejora muchos aspectos, también en salud. Así que será un complemento perfecto además para bajar de peso y eliminar los kilos de más en glúteos y el resto del cuerpo.

Glúteos firmes con deporte

glúteos

Llegamos a un punto clave, y es que los glúteos son grandes músculos, y deben construirse a base de hacer ejercicio de fuerza. Las mujeres no debemos temerlo, pues no es tan fácil muscularse. Lo que conseguiremos será más volumen y más firmeza en ellos, algo que a todas nos gusta. Las sentadillas son el ejercicio estrella, aunque hay muchas variantes. También podemos acudir a un gimnasio y utilizar máquinas específicas para esta parte del cuerpo.

Tratamientos para los glúteos

Si queremos resultados rápidos, lo cierto es que hay tratamientos que nos pueden ayudar. La mesoterapia por ejemplo consiste en inyectarse en la capa superficial de la piel auténticos cócteles para acabar con la grasa y mejorar el aspecto de la piel.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *