Cuida tu piel con las brumas faciales

Bruma facial

Existen muchos productos interesantes que son nuevos y que pueden resultar ideales para cuidar nuestra piel. Uno de ellos son las brumas faciales, que pueden ayudarte en tu día a día. Cuidar la piel en cualquier circunstancia puede ser algo difícil, pero hoy en día tenemos productos muy funcionales.

Os mostramos cómo cuidar la piel con las brumas faciales, un cosmético nuevo e ideal para todo tipo de pieles. Vamos a ver cómo aplicar la bruma facial y los usos que podemos darle a estos cosméticos.

Qué es una bruma facial

Bruma facial

Las brumas faciales son soluciones ligeras y acuosas, formadas por hidrolatos y esencias que se consiguen con aguas florales o con aceites. El resultado es un producto refrescante que es perfecto para todo tipo de pieles. Las brumas faciales se extienden precisamente como una bruma sobre la piel del rostro. Hay que decir que las brumas no sustituyen otros productos como puede ser la crema hidratante o el sérum, sino que más bien los complementan.

Activos de la bruma

Dependiendo del tipo de bruma que compremos podemos tener unos activos u otros, ya que cuentan con aguas florales y aceites esenciales que además de darles buen olor ofrecen sus propiedades. Por ejemplo, si tienes la piel sensible, es una gran idea comprar una bruma facial con extracto de manzanilla que calma la piel. Es por eso que en el caso de las brumas también podemos elegir un tipo de bruma u otra.

Cómo podemos utilizar la bruma facial

Bruma facial

La bruma facial es ideal para preparar la piel para cualquier tipo de tratamiento. Una vez limpia, debemos tener una base hidratada para que los productos que apliquemos queden mucho mejor. Es posible utilizar la bruma sobre la piel como preparación para aplicar el maquillaje. Así tendremos la piel más receptiva e hidratada y el maquillaje quedará mejor repartido. Si nuestra piel es seca, la bruma nos ayudará a que el maquillaje quede uniforme y la piel más jugosa.

Este producto sirve también para hidratar la piel en ambientes en los que haya mucha sequedad. Es perfecta para el verano, ya que con el calor y el sol la piel se reseca mucho más. Si tenemos deshumidificadores o calefacción también puede ser perfecta para mantener la piel hidratada y en buen estado. Evitar la sequedad es un cuidado que nos ayuda a evitar las arrugas.

Algunas de estas brumas también se utilizan como fijadoras del maquillaje. Se puede pulverizar tras aplicar el maquillaje y esa ligera humedad que se seca nos ayudará a fijar el maquillaje.

Cómo usamos la bruma

La bruma facial se pulveriza sobre el rostro dejando unos diez centímetros de margen. Es importante agitar la bruma antes de usar para que sus ingredientes se mezclen bien. Lo pulverizamos sobre el rostro y a continuación dejamos secar ese líquido sobre la piel. Notaremos la piel más hidratada, jugosa y luminosa con estas geniales brumas. Uno de los mejores usos que le podemos dar es durante los viajes, ya que estas brumas evitan que la piel aparezca apagada y sin vida.

Beneficios de utilizar las brumas faciales

Bruma facial

Las brumas tienen sus beneficios y uno de ellos es que se pueden adaptar a todo tipo de pieles. Incluso las pieles grasas pueden beneficiarse de sus componentes, sobre todo si elegimos una que se adapte a nuestro tipo de piel.

Este producto nos ayuda a mantener la piel hidratada en cualquier circunstancia, por lo que es perfecto si solemos trabajar en ambientes secos o si viajamos mucho. Se puede convertir en el mejor producto para mantener la piel sana y luminosa a diario.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.