Cubitos de gelatina de cúrcuma y miel, antiinflamatorio natural

Nos encantan las recetas caseras que son sencillas de realizar y que encima, cuidan de nuestro organismo. En esta ocasión, veremos cómo hacer unos cubos de cúrcuma y miel, un remedio antiinflamatorio fácil de consumir e ideal para todos los de casa, desde los más pequeños como los más mayores.

Esconden muchos beneficios y su sabor no dejará indiferente a nadie. Esta pequeña receta te ayudará a tratar el resfriado común, molestias de la artritis o el dolor de espalda.

Su sabor es suave, delicado y dulzón gracias a la miel. Una propuesta que viene de la medicina natural que puede ayudarnos en un momento puntual.

Golosinas de cúrcuma y miel

Para realizar esta gelatina necesitarás un molde, no importa la forma, aunque si consigues un molde con formas divertidas y originales les gustará más a los niños. Sin embargo, esto no es lo importante, lo que importa es todo lo que nos aporta esta golosina de gelatina.

Propiedades y beneficios de la cúrcuma y la miel

  • La cúrcuma nos ayuda a mantener a raya las enfermedades del corazón. 
  • Además, es un agente antiinflamatorio muy potente con principios antioxidantes.
  • La miel aportará flavonoides y la nota de dulzor.
  • Los flavonoides son un tipo de antioxidantes que reducen el riesgo de padecer diferentes enfermedades del corazón.

Antiinflamatorio natural

Una inflamación aparece causada por la presencia en nuestro organismo de agentes patógenos, obligan al sistema inmune a defenderse. Así mismo, la inflamación es un mecanismo de defensa, algo natural y beneficioso que forma parte del proceso de curación. Sin embargo, cuando esta inflamación se vuelve algo crónico es cuando empieza el problema.

Nuestras articulaciones si están siempre inflamadas por la artritis puede provocar otros daños como retención de líquidos en las piernas y sufrir otros dolores.

La curcumina, el componente de la cúrcuma logra introducirse en nuestras células y logra reducir el impacto de la inflamación, mientras que la miel orgánica de abeja, actúa como uno de los mejores antibacterianos naturales que tenemos siempre a mano en nuestra despensa.

Una medida muy rica que podemos consumir cada mañana para prevenir bacterias, infecciones y virus.

Ayuda a reducir el dolor de espalda

Muchos de nosotros hemos sufrido alguna vez ese intenso dolor de espalda que no desaparece aunque nos estiremos, hagamos ejercicios o nos tumbemos en nuestra cama. El estar en reposo es beneficioso y alivia el dolor, sin embargo, podemos recurrir a los medicamentos más conocidos como el ibuprofeno, el antiinflamatorio por excelencia. Sin embargo, con las gelatinas de cúrcuma y miel, podrás ofrecerle a tu cuerpo una ayuda extra.

Estos dos ingredientes, tienen la facilidad de actuar como aliados capaces de reducir el dolor. La curcumina es un polifenol que se utiliza mucho en la medicina natural para aliviar los dolores de las personas que padecen osteoartritis.

Prepara las gelatinas de cúrcuma y miel en casa

Ingredientes

  • 250 mililitros de zumo de naranja natural
  • 10 gramos de cúrcuma molida
  • 125 mililitros de agua hirviendo
  • 50 gramos de miel
  • 65 gramos de gelatina

Preparación

Mezclamos el zumo de naranja con las dos cucharadas de cúrcuma, verteremos en un cazo y calentaremos a fuego medio con el agua y la miel. Dejamos que aumente la temperatura.

Añadimos la gelatina y sin dejar de remover, observaremos como la mezcla empezará a espesarse. Una vez todo bien integrado, sacamos del fuego y colocaremos en los moldes. Una vez atemperado, introduciremos la bandeja en la nevera y dejaremos reposar por varias horas hasta conseguir la mezcla.

Una vez hechas las gelatinas, podremos desmoldar y guardar en un tupper en la nevera. Ideal para consumir durante las mañanas, un bocado dulce que te dará esa protección extra. Si no vas a consumirlos durante la semana, puedes congelarlos, sus propiedades no se perderán, por lo que es ideal para tener siempre unos cubitos listos para consumir cuando se quiera. 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *