¿Cuándo tienes que ir al hospital por estar de parto?

Las primeras labores de parto suelen ser un proceso largo. Los primeros dolores se conocen como parto prodrómico, latente o temprano. Esta fase puede durar un día o incluso dos, puede comenzar y después detenerse. Es importante calcular las construcciones desde el comienzo de una contracción hasta el comienzo de la siguiente (pero no hasta el final).

Cuando las contracciones son regulares y fuertes y duran entre 4 y 5 minutos entre una y otra y llevas así una hora, deberás acudir al hospital porque el trabajo de parto ha comenzado. Una construcción es fuerte cuando no puedes hablar mientras la estás teniendo. El médico te hará varias preguntas que determinarán si es el momento de ir al hospital para ser examinada.

Solo un examen vaginal puede indicar si tu cuello uterino se ha borrado y se ha dilatado. Si tu cuello uterino está abierto aproximadamente 4 centímetros (y es de esperar que se borre), entonces estarás en pleno trabajo de partido activo y serás admitida en el hospital para dar a luz a tu bebé.

Si éste no es tu primer parto, tendrás que llamar a tu médico cuando tus contracciones estén separadas entre 10 y 15 minutos. En general, un segundo parto tiende a ser en la mitad de tiempo que el primero. Entonces es mejor que vayas antes al hospital para evitar que puedas tener complicaciones lejos de una buena atención médica.

También considera qué tan rápido se intensificaron tus contracciones la última vez. ¿Cuánto tiempo te llevó pasar de las contracciones que estuvieron separadas por 5 minutos a la fase de transición del parto o por las contracciones que estuvieron separadas solo de 1 a 2 minutos? Además de programar las contracciones, ten en cuenta qué si tu hospital está demasiado lejos y cómo de dilatado estaba tu cuello uterino en tu última visita prenatal.

También deberás considerar llegar antes al hospital si bolsa se ha roto o si estás extremadamente ansioso o con más dolor del que crees que es normal en el parto o parto prematuro. Si eres prematura o estás embarazada de gemelos, mellizos o más, o quizá tienes otras afecciones de alto riesgo, habla con tu médico de inmediato o acude al hospital si crees que te has puesto de parto. Cualquier mujer embarazada que experimente cualquiera de las siguientes condiciones también debe comunicarse con su médico o partera sin demora:

  • Rotura de aguas
  • Sangrado vaginal abundante
  • El bebé no se mueve
  • Hinchazón de cara o manos (o las dos)
  • Visión borrosa
  • Dolores de cabeza severos
  • Mareos
  • Intenso dolor en el estómago o dolor abdominal
  • Aumento repentino de peso (más de dos kilos por semana)
  • Convulsiones

Una mujer que puede estar teniendo preeclampsia es muy peligroso y puede poner en riesgo su salud y la de su bebé. Si la tensión también se tiene alta aún será más importante acudir al hospital cuanto antes para que un médico pueda valorar cuál es el estado de la mujer embarazada y tomar las medidas pertinentes en cada momento.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.