¿Cuándo pasar al bebé de la cuna a la cama?

Pasar de la cuna a la cama

Pasar al bebé de la cuna a la cama puede resultar traumático, tanto para los padres como para la propia criatura. Tanto si han sido unos meses, como si han sido años, pasar de dormir en la misma habitación, junto a las personas más importantes y necesarias para un bebé, a dormir de forma independiente, no es nada sencillo. Pero no solo eso, los propios padres o especialmente la madre, pueden sufrir mucho con esa separación.

Sin embargo, todo niño debe dormir solo en algún momento de su vida. Da igual si es un bebé o si ya es un niño algo más grande, todos en algún momento deben pasar por esa transición. Ya no solo porque sea un paso más hacia la madurez, es que toda la familia dormirá mucho mejor. Ahora bien, para la mayoría es complicado decidir cuñando pasar al bebé de la cuna a la cama. Enseguida te dejamos algunos consejos para ayudarte con esta decisión.

El paso de la cuna a la cama

Para que la transición resulte más sencilla, antes de pasar al bebé de la cuna a la cama hay que empezar por cambiarlo de habitación. En la mayoría de los casos la cuna del bebé suele estar en la misma habitación que los padres. Incluso, en muchos casos se coloca unida a la cama matrimonial para hacer colecho con el bebé. Es decir, aunque el pequeño duerma en su cuna, probablemente pase la mayor parte del tiempo pegado a mamá.

Y aunque no sea así, estar en la misma habitación con los padres resulta más acogedor porque el bebé se siente más seguro. Por ello, antes de hacer ese cambio tan importante, hay que empezar por dar pequeños pasos. Prepara el cuarto del pequeño y adáptalo a su edad y necesidades en el momento del cambio. Antes de retirar la cuna, coloca también la cama en el cuarto para que el pequeño se familiarice con ella.

Incluso, puede usar la cama para jugar, leer cuentos antes de dormir en la cuna o echar alguna siesta. De esta forma podrá descubrir la comodidad de tener su propia cama. Utiliza sus personajes y colores favoritos para la vestir la cama y así resultará más llamativa para el pequeño. En cuanto a la edad, no existe un momento ideal para todos los niños porque cada uno tiene sus ritmos y es fundamental respetarlos.

Cómo iniciar el cambio, involucra al bebé

Generalmente se estima que hacia el año y medio o los dos años el niño está emocionalmente preparado para ese cambio tan importante. Esto es porque a esa edad comienza el juego simbólico, en el que el niño repite los comportamientos de los adultos. Juega a darle de comer a los muñecos, a vestirlos e incluso, los acuesta en su cama de juguete. Esa es una buena señal que indica que el niño comprenderá que pasar a dormir a su cama, no es más que otro proceso de hacerse mayor.

Prepara al pequeño antes de hacer el cambio definitivo, explícale que cuando esté preparado y tenga ganas, empezará a dormir en esa cama tan bonita que has preparado para él. Puedes usar otros trucos para que el pequeño tome consciencia de lo que va a pasar y de que es normal. Coloca sobre la cama sus peluches y juega con tu hijo a acostar a los muñecos, mételos en la cama, cuenta un cuento, lo que utilices en tu rutina habitual de sueño con tu hijo.

Como todos los cambios que se suceden en la vida de los bebés, pasar de la cuna a la cama es un trance importante, difícil y que requiere de mucha paciencia y comprensión. Cuando llegue el momento, mantente al lado de tu hijo todo el tiempo y si llora, acude a su lado y consuela a tu pequeño. Puedes quedarte en la habitación hasta que se quede dormido, pero evita meterte en la cama con él. Con mucha paciencia y comprensión, poco a poco el bebé se acostumbrará a dormir solo en su cama y se sentirá cómodo y feliz.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

bool(true)