¿Cuando es necesario quitarse un lunar?

El otro día, una lectora de Mujeres con Estilo vía Facebook, nos hizo llegar su problemática y hoy se lo respondemos con este artículo.

Ella tenía un lunar que siempre lo tenía del mismo color y forma y, de un día al otro, lo vio que el mismo cambio de color y de ahí su preocupación.

Muchas de nosotras -por no decir todas- tenemos lunares en distintas partes de cuerpo y los mismos tienen distintos aspectos en cuanto al color, la forma y su tamaño. Si bien, estas manchas son benignas, cuando cambian sin razón aparente, es tema a tratar con un dermatólogo, para que sea analizado.

Una vez al año, deberíamos acudir con el dermatólogo para que sea él quien nos controle los lunares, pero nosotras, desde casa, podemos hacernos un autoexamen de la piel con simples maniobras.

Ahora bien, teniendo en cuenta la pregunta de nuestra lectora, a los lunares se los clasifica según determinadas características, pero con una regla mnemotécnica bien fácil: A (Asimetría) B (Bordes) C (Color) D (Diámetro). Será maligno o digno de que lo consultes con tu dermatólogo si:

  • Asimetría: si dividís el lunar con una línea por la mitad, si una mitad es distinta a la otra.
  • Bordes: si el lunar tiene bordes irregulares, con entradas y salidas, o está mal definido o cuesta seguirlo con la vista.
  • Color: si dentro del lunar se observan distintos colores o el color no es uniforme.
  • Diámetro: si el lunar tiene más de 6 milímetros de diámetro o aumento rápidamente de tamaño.

¿Cómo se hace un autoexamen de piel?

Debes hacerlo en una habitación bien iluminada, que tenga un espejo de pared y sin ropa alguna. También utilizarás un espejo de mano para controlar zonas más distantes.

El objetivo de este examen es que puedas darte cuenta si se produjo algún cambio en tus lunares o si te apareció algún lunar nuevo.

A continuación, te enseñaremos a hacerte un autoexamen de piel:

  1. Examiná la zona anterior y posterior del cuerpo frente al espejo, después con los brazos levantados mirá los costados tanto el izquierdo como el derecho.
  2. Flexioná los codos y observá las axilas, los antebrazos, los brazos, la palma de las manos y entre los dedos.
  3. Mirá la parte de adelante y la de atrás de las piernas, la planta de los pies y entre los dedos.
  4. Con el espejo de mano mirá la nuca y el cuero cabelludo separando los pelos.
  5. Con el espejo de mano mirá la zona glútea y la genital.

Categorías

Salud

Mujeres con Estilo

Mujeresconestilo era una web sobre belleza, moda, salud y otros consejos para la mujer. Actualmente está integrada dentro de Bezzia.com para... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *