Cuándo debe acudir una pareja a psicoterapia

terapia

El encontrar a la pareja perfecta es algo que toda persona adulta ansía a lo largo de su vida. El poder compartir con otra persona diferentes proyectos y el amar y el ser amado, es algo que cualquier adulto sueña a la vez que desea. Si se encuentra tal amor, es normal que al principio todo sea idílico y se piense constantemente que dicha pareja es perfecta y para toda la vida. Sin embargo, es normal que con el paso del tiempo, los problemas comiencen a aparecer y las dudas sobre dicha relación, se hagan más evidentes.

No es nada fácil el mantener una buena convivencia con la pareja, sobre todo cuando comienzan a surgir diferentes problemas que afectan de una manera directa a la relación. En estos casos, es importante el buscar ayuda e intentar por todos los medios salvar a la citada relación. La psicoterapia es una manera de solucionar los diferentes problemas y sanar en la medida de lo posible a la pareja. En el siguiente artículo te hablamos de los casos en los que una pareja debe acudir a psicoterapia.

Cuándo resulta eficaz la psicoterapia

Es bastante normal que en cualquier relación con los años, surjan ciertos conflictos entre las partes, que se suelen resolver de manera conjunta. Sin embargo, otras veces las peleas van a más debido a la falta de comunicación en la pareja o a la presencia del orgullo. Si no se pone freno a tales conflictos, es muy posible que la relación sea vea seriamente dañada.

En tales situaciones, es aconsejable el ponerse en manos de un buen profesional. La psicoterapia es una manera de conseguir que la pareja se escuche y mitigar todos los conflictos que se vayan dando en el día a día. Gracias a la psicoterapia, muchas parejas consiguen resolver todos sus problemas y se vuelven sanas.

terapia 1

En qué casos se debe acudir a la psicoterapia

Hay una serie de casos en los que resulta conveniente y aconsejable que la pareja acuda a psicoterapia:

  • La pareja suele convertir en un hábito las discusiones y las peleas. Estos conflictos pueden ser de carácter físico o emocional.
  • La presencia de celos patológicos en una de las partes de la relación.
  • Ha habido alguna infidelidad por alguna de las partes de la pareja.
  • Se ha perdido por completo la comunicación dentro de la pareja, lo que conlleva que los conflictos y las disputas sean cada vez más habituales. 
  • Las relaciones sexuales junto a la persona amada se vuelven insatisfactorias y la frecuencia de las mismas decrece en exceso.
  • Hay serias dificultades a la hora de poder educar de una manera adecuada a los hijos.

En definitiva, toda ayuda es poca a la hora de intentar a la hora de salvar una determinada relación. En ocasiones las discusiones y los conflictos se vuelven habituales y pueden poner en serio riesgo la continuidad de la pareja. En estos casos, es muy importante ponerse en manos de algún profesional que sepa manejar tales problemas. La psicoterapia es perfecta a la hora de resolver tales conflictos y conseguir reforzar los vínculos de la relación.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.