¿Cuáles son los problemas más frecuentes de las uñas?

Uñas con hongos

Si hablamos del cuidado de la piel y del cabello, casi que tenemos dominado todo el tema de tratamientos que debemos aportarles para un tipo de problema u otro, pero ¿pasa lo mismo con las uñas? ¿Cuáles son los problemas más frecuentes de las uñas? ¿Sabrías decírnoslos? Si la respuesta es que no, este artículo te resumirá brevemente cuáles son los problemas y afecciones más comunes y qué debemos hacer en cada uno de ellos.

Los hongos

Los hongos es la afección más común que puede darse en tus uñas, de hecho, afecta del 3-4% de la población. Pueden ser causados por dermatófitos, levaduras del género Candida, por hongos filamentosos no dermatófitos, levaduras lipofílicas del género Pityrosporum, y otras dermatomicosis. Quizás todo esto te suene a chino pero lo realmente importante en estos casos es saber qué aspecto tiene para saber distinguirlos y qué debemos hacer para que nuestra uña o uñas vuelvan a estar sanas.

Aunque los hongos son más frecuentes encontrarlos en las uñas de los pies, también pueden darse en las uñas de las manos. Si tu uña se vuelve amarilla o blanca de repente, adquiere un aspecto rugoso, se vuelve más gruesa y amorfa, y te duele al tocarla posiblemente se trate de un hongo. Si tienes dudas, lo mejor es que acudes a un dermatólogo o dermatóloga, nadie mejor que ellos para que te digan de qué se trata exactamente y te manden un tratamiento.

En los casos más graves la uña puede despegarse de la piel y acabar doliendo bastante por lo que sería conveniente acudir a un médico para recibir un tratamiento adecuado y no aplicarnos simplemente algo comprado en una farmacia.

Uñas frágiles

uñas-quebradizas

Las uñas frágiles son aquellas que se rompen con gran facilidad. Bien por genética, por condiciones climáticas severas o por usar manicuras bastante agresivas, nuestras uñas pueden ser bastante quebradizas por lo que es conveniente en estos casos elegir un top coat que sea vitaminado. Llamamos ‘top coat’ a ese esmalte que aplicamos previamente al diseño de uñas. La base vitaminada lo que hará será aportarle “nutrición” a nuestras uñas que también podríamos ofrecerle con una alimentación adecuada y sana para ello.

La levadura de cerveza y el germen de trigo son nutrientes muy ricos en vitamina B, necesaria para estimular la producción de queratina que fortalece a las uñas. También puedes comer patatas y berenjenas que aumentarán el zinc necesario para la formación de las uñas.

Un truco para ir fortaleciendo las uñas poco a poco es tenerlas siempre pintadas. El esmalte endurece.

Uñas encarnadas

unas-encarnadas

Las uñas encarnadas se forman cuando estas se introducen por una de las esquinas en la carne que las rodea. Cuando esto sucede es bastante doloroso y si no se corrige puede llegar a una inflamación severa en la piel que la recubre, enrojecimiento y en ocasiones hasta infección si esta llegase a penetrar la piel.

Para que esto no os suceda recomendamos sobre todo cortar la uña totalmente recta (aunque después le demos un poco de forma con una lima). Si la cortamos en forma redondeada, al crecer, inevitablemente se irá clavando en las esquinas de nuestra piel.

Estos son los problemas más comunes en las uñas. Una vez que ya los conoces te será más fácil prevenirlos y también ponerles solución si padeces alguno de ellos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *