Cuáles son las fases de la vejez

La vejez es una etapa vital de la vida en la que la persona alcanza la plena madurez y donde todas sus capacidades tanto físicas como psicológicas van disminuyendo poco a poco debido al paso natural de los años.

La mayoría de la gente cuando habla de la vejez lo hace de forma general sin tener en cuenta que en dicha etapa se pueden diferenciar 3 fases de las que te voy a hablar en seguida. 

Prevejez

La primera etapa de la vejez es conocida como la prevejez comprende desde los 55 a los 65 años y en esta fase la persona empieza a tener cambios importantes tanto en el ámbito físico como psicológico. En esta fase el sujeto empieza a tener más problemas a la hora de dormir y la digestión se hace mucho más lenta y pesada. Las mujeres llegadas a esta edad terminan  la menopausia y experimentan diversos cambios hormonales que afectan al ámbito emocional. En el campo psicológico las personas que llegan a la prevejez empiezan a volverse más melancólicas al recordar diferentes hechos del pasado y observar como los hijos abandonan la casa y forman su propia familia.

Vejez

Esta fase va desde los 65 a los 79 años y hace referencia a la auténtica vejez por la que pasa el ser humano durante la última parte de su vida. Durante esta fase los cambios físicos son bastante evidentes ya que los huesos se debilitan, aumenta el riesgo de padecer algún tipo de cáncer y tanto la visión como la audición se resienten en exceso. Supone un cambio bastante importante con respecto a la etapa de la prevejez. En el ámbito psicológico la persona empieza a sufrir problemas de memoria y la mente no es tan lúcida como hace unos años atrás. Son muchas las personas que empiezan a padecer y sufrir enfermedades de tipo cerebral como el Alzheimer o la demencia senil.

Ancianidad

Comprende la última etapa en la vida de cualquier persona desde los 80 años hasta adelante. Dicha etapa supone un cambio bastante importante tanto a nivel físico como psicológico. En la ancianidad los huesos y las articulaciones se vuelven mucho más débiles y frágiles lo que reduce en gran medida la autonomía de la persona. Sentidos tan importantes como la vista o el oído se ven bastante mermados dando lugar a problemas de visión y audición. Aparte de ello los problemas de salud son más frecuentes y habituales ya que el sistema inmunológico se ve bastante debilitado. En el campo psicológico la persona anciana se siente cada vez más sola y aislada debido a la falta de autonomía que muestra de manera cada vez más evidente. La persona anciana sale cada vez menos de casa y opta por dedicar su tiempo a actividades contemplativas como leer o ver la televisión.

Estas son las tres fases de la vejez por las que suele pasar cualquier persona en la última etapa de su vida. Como has podido ver son tres fases bien diferenciadas con sus propias características y que resulta esencial el vivirlas. 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *