¿Cual es la diferencia fundamental entre las uñas de los pies y las de las manos?

manicure and pedicure

manicure and pedicure

La artista española Christina Rosenvinge cantaba en uno de sus éxitos “voy a pintarme las 20 uñas de mis 20 dedos de rojo sangre y a esperar a que algo cambie…”. Lo que tal vez ella no sabía es que iba a necesitar más pintura roja para las uñas de las manos que para la de los pies. No porque sean mucho más largas y precisen más líquido, sino porque crecen antes.

Las uñas de las manos crecen entre 2 y 4 milímetros más cada mes, prácticamente el doble de lo que la hacen las uñas pedales. Esta escala se mantiene toda la vida si las condiciones vitales son las normales. Los expertos aún no se han puesto de acuerdo exactamente en el motivo principal, pero sí que hay varios factores que influyen y de los que estamos seguros.

El primero de ellos es que las manos están mejor irrigadas que los pies. Están más cerca del corazón y esto permite que les llegue la sangre con sus nutrientes y oxígeno, en mayor cantidad y de forma más continuada. Este beneficio de la circulación sanguínea provoca que las tengamos que cortar más a menudo.

Por otra parte, hacemos muchos gestos y tenemos manías que llevan a que, probablemente, se estimule el crecimiento de las uñas al darle mayor amplitud y variedad de movimientos: escribir en el ordenador, tamborilear, rascar, agarrar las cosas… una serie de cosas que no hacemos con las uñas de los pies, mucho más cubiertos y protegidos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *