¿Cuál es la diferencia entre el ejercicio anaeróbico y aeróbico?

Ejercicio

Cuando empezamos a realizar deporte de manera continuada, empezamos a darnos cuenta que existen dos tipos de ejercicios: el ejercicio anaeróbico y el aeróbico. ¿Conoces cuál es la diferencia entre estos dos ejercicios?

Este tema puede suscitar muchas dudas, ya que muchas personas no conocen realmente qué tipo de ejercicio es cada uno. Hablaremos de sus diferencias y de los beneficios que nos ofrecen. 

El ejercicio es esencial para nuestro día a día, tenemos que introducirlo en nuestra rutina y «obligarnos» a realizar 30 minutos de ejercicio para poder sentirnos saludables y no fuertes.

A continuación, te contaremos cuáles son las diferencias básicas, para que la próxima vez que lo leas, o te intereses en el tema, lo conozcas sin problema.

ejercicio para evitar estrías

Diferencias entre el ejercicio anaeróbico y aeróbico

Estas dos palabras se utilizan mucho en el mundo del deporte, en gimnasios, lo habrás leído en revistas, artículos online o en charlas deportivas. Son dos conceptos diferentes que hacen referencia a la manera en la que el organismo obtiene energía. Si la obtiene con necesidad de oxígeno se dice aeróbico, y si no tiene necesidad de oxígeno nos referimos al anaeróbico.

Os lo explicamos a continuación de forma detallada:

Ejercicio aeróbico

Son aquellos ejercicios de media o baja intensidad y de una duración prolongada, el organismo necesita quemar carbohidratos y grasas para obtener la energía necesaria, y para ello, necesita oxígeno. Hablamos de actividades como correr, nadar, ir en bicicleta o caminar.

Estos ejercicios se «utilizan» para bajar de peso, son los ejercicios quema grasa que mejor funcionan ya que necesitan mucho oxígeno, y un correcto funcionamiento del sistema cardiovascular, además, son muy beneficiosos.

Engordar con ejercicio

Ejercicios anaeróbicos

Quizá la palabra te suene menos, son aquellos ejercicios de alta intensidad y poca duración. El cuerpo no necesita tanto oxígeno, porque la energía proviene de fuentes que no necesitan el oxígeno o que no necesitan ser oxidadas. Consiste en realizar actividades como levantar pesas, carreras cortas a gran velocidad, hacer abdominales, o hacer ejercicios que requieran mucho esfuerzo durante un corto periodo de tiempo.

Estos ofrecen una oportunidad para adquirir potencia, masa muscular y sirve para fortalecer el sistema musculo-esquelético del organismo. 

Estos ejercicios no son los más recomendados para perder peso, ya que utilizan no las grasas o los carbohidratos para conseguir energía, sino que recoge la glucosa y los ácidos grasos que sí que precisas oxígeno para ser metabolizados.

Beneficios de los ejercicios anaeróbicos

Los ejercicios anaeróbicos traen consigo una serie de beneficios perfectos para todas las personas, tenemos que saber intercalarlos con los ejercicios aeróbicos para no forzar el organismo y conseguir los mejores resultados y estar equilibrados.

  • Los ejercicios anaeróbicos nos ayudan a incrementar la masa muscular. 
  • El organismo necesita recurrir a los ácidos grasos de reserva para conseguir energía.
  • Antes de realizarlo, se ha de acompañar con un pequeño entrenamiento aeróbico para mejorar nuestra forma física.
  • Nos ayuda a controlar el peso desarrollando y fortaleciendo los músculos.
  • Mejora la capacidad para combatir la fatiga.
  • Hace trabajar nuestro corazón.
  • Mejora nuestro sistema circulatorio, incrementando la cantidad de oxígeno que se consume durante el ejercicio.
  • Mejora el estado cardiorespiratorio. 
  • Ayuda a evitar el exceso de grasa y a controlar el peso.

Ejercicio

Beneficios del ejercicio aeróbico

Como comentábamos anteriormente, los ejercicios aeróbicos, son aquellos de media o baja intensidad y de larga duración que nos ayudan a que nuestro organismo queme hidratos de carbono y grasas para obtener energía, además, de necesitar más cantidad de oxígeno.

Te contamos a continuación, los beneficios que nos ofrecen:

  • Nos permite adelgazar.
  • Nos ayuda a perder gramos de grasa sobrante. 
  • Define nuestros músculos, ya que para ello, elimina primero la grasa. 
  • Es el mejor ejercicio para perder peso. 
  • Mejora la función de nuestro corazón y aumenta la capacidad pulmonar.
  • Facilita la circulación sanguínea y la oxigenación del organismo. 
  • Aumenta nuestra capacidad para esforzarnos y realizar mayores esfuerzos. 
  • Es perfecto para hacernos sentir de mejor humor y mejor ánimo. 
  • Mejora nuestro autoestima, calidad de sueño y bienestar general.
  • Nos ayuda a liberar endorfinas en el cerebro. 
  • Incrementa los niveles de absorción de calcio. 
  • Fortalece así nuestros huesos y reduce el riesgo de sufrir rupturas.
  • Disminuye nuestra presión arterial y reduce los niveles de colesterol malo, el conocido como LDL.
  • Y en cambio, nos hace aumentar el colesterol bueno, HDL.
  • Se reduce de esta manera el riesgo de tener un infarto.
  • Aumenta nuestra capacidad de resistencia.

Tanto el ejercicio anaeróbicos como los aeróbicos, son perfectos para cuidar de nuestro organismo, no sólo porque nos ayuda a adelgazar y perder peso, sino porque como has podido comprobar, cuida de nuestra salud, nos mantiene alejado de enfermedades, y además, nos hace sentir bien con nosotros mismos.

Lo ideal es realizar antes el ejercicio aeróbico y después acompañarlo del anaeróbico, para finalizar de nuevo con el aeróbico para crear una rutina de ejercicios saludables y bien equilibrados. 


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.