Crema hidratante vs crema humectante

Crema para el cuidado de la piel

¿Sabes cuáles son las diferencias y también las similitudes de la crema hidratante y la crema humectante? Sí, parecen casi iguales porque ambas nos sirven para el cuidado de la piel, pero lógicamente cada una de ellas tiene una función que cumplir. Así que, debemos entender bien cuál es cuál para poder aplicarla de manera correcta.

Si eres de las personas que tiene una crema para cada cosa, en cuestión de belleza, quizás ya tengas claro ambos conceptos. Pero en ocasiones tenemos una cantidad pasmosa de productos y no siempre los usamos de manera correcta. Así que, estás en el lugar correcto para saber un poco más qué es lo que tu piel necesita y ahora te lo contamos todo.

¿Qué es la crema hidratante?

Sin duda, es uno de los productos de belleza que todos y todas tenemos en casa. Porque no solo para nuestro rostro, sino también para el cuerpo en general se convierte en uno de los más aclamados. Por eso hay que decir que la crema hidratante es la que añade hidratación o agua. De modo que la piel, gracias a esta acción, se verá más elástica, suave y con ese toque de agua que tanto necesita. Es cierto que este tipo de productos van a integrarse entre las capas más profundas de la piel y de ese modo, notarás tu piel más jovial que nunca. La gran mayoría además de hidratación también suelen aportar numerosas vitaminas. Por lo que la combinación de todo ello es lo que da lugar a un mejor resultado. Si buscas más beneficios te diremos que también estimula la producción de colágeno y como tal más firmeza.

Crema humectante vs crema hidratante

La crema humectante

Ahora le toca el turno a la crema humectante y en este caso diremos que se encarga de proteger el agua que tiene la piel. Es decir, que hará como si fuera una barrera, evitando que tenga falta de hidratación. Pero no le aporta agua como la anterior, sino que intentará que la existente siga estando en la piel para que esta se mantenga húmeda y por lo tanto menos seca pero sí más elástica. ¿Entonces cuáles son sus beneficios? Pues además de cumplir con esa tarea de mantener el agua propia de la piel, también hay que decir que se encargará de mantener la elasticidad, alejar las arrugas y evitando que la piel se reseque.

Beneficios de las cremas hidratantes

¿Cuándo uso crema hidratante y cuándo humectante?

Ahora ya tenemos claro qué trata una y otra. Pero claro, llega una nueva duda y es ¿Cuál uso y en qué momento? Pues debemos decir que hay una regla general para saber cuándo usar cuál. Cierto es que nuestra piel puede cambiar y por ello también la crema a usar. Si tienes una piel seca, sin brillo, que notes que está opaca y poco suave entonces necesita una crema hidratante. Porque necesita de ese agua para poder estar más saludable y más suave. Pero si ves que es algo más constante, que la piel no consigue un tacto más suave sino que aparece siempre seca, entonces aplica una humectante para intentar que se regenere, porque nos indica que no tiene la protección necesaria. Sí, puede ser un poco lío, pero seguro que darás con el paso acertado que mejor vaya con tu cuerpo.

Debemos recordar que si tienes la piel muy seca, la crema debe tener entre sus ingredientes aceite. Todo lo contrario a si la tienes grasa, porque entonces pueden opacar los poros y no es lo que queremos. Por otro lado, si tienes la piel muy sensible, también hay cremas que tienen ingredientes como el aloe vera que le proporcionará todo el cuidado que necesita. Finalmente para las pieles maduras puedes optar por una combinación de aceites pero también otros ingredientes como puede ser la vaselina. Tan solo debes elegir una y mirar bien sus ingredientes.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.