Crema de calabaza

Crema de calabazaLa crema de calabaza se podría decir que es la crema estrella en la mayoría de hogares. Es una receta deliciosa, fácil de preparar y muy ligera, fantástica para cuidar la línea.

Se puede comer como primer plato o como plato único en las cenas y le gusta tanto a los mayores como a los pequeños. El sabor dulce y suave de la calabaza suele gustarle bastante a los niños y si además le añadimos unos quesitos a esta crema, ¡no se podrán resistir!.

Ingredientes:

  • 1 trozo de calabaza (unos 400 gr.).
  • 2 zanahorias.
  • 1 patata.
  • 1 puerro.
  • 2 quesitos en porciones (opcional).
  • 1 pizca de nuez moscada.
  • 6 cucharadas de aceite de oliva.
  • Sal y pimienta.

Preparación de la crema de calabaza:

Cortamos una rodaja de calabaza que pese aproximadamente unos 400 gr. Hacemos dos mitades con ella, la pelamos, la cortamos primero en tiras de un grosor mediano y luego en dados. Rascamos un poco la piel de las zanahorias, y las cortamos en rodajas gruesas. Pelamos la patata y la troceamos también junto al puerro.

Calentamos el aceite de oliva en una cacerola a fuego medio y añadimos la zanahoria y el puerro troceados. Rehogamos unos minutos hasta que el puerro empiece a estar transparente. Agregamos entonces la calabaza y la patata troceadas, salpimentamos y seguimos cocinando unos minutos más.

Vertemos agua en la cacerola hasta cubrir las verduras. Subimos un poco el fuego y dejamos hervir los vegetales con tapadera unos 15-20 minutos.

Cuando las verduras estén tiernas, escurrimos las verduras y nos reservamos el caldo. Colocamos los vegetales en el vaso de la batidora junto a la mitad del caldo de la cocción. Batimos y comprobamos si la textura está a nuestro gusto, si la queremos menos espesa, podemos añadir más caldo. Para darle una textura aún más fina, podemos pasarla además por un pasapurés.

También la corregiremos de sal y pimienta si fuera necesario y agregaremos una pizca de nuez moscada. Si queremos incorporar unos quesitos en porciones, pondremos la crema nuevamente en el fuego para que se fundan en su interior.

Serviremos la crema bien caliente, pudiéndola adornar por encima con unos trozos de queso, unas pipas de calabaza o unos picatostes.

 


Deja un comentario