Crema corporal con color

Crema corporal con color

El mundo de las BB Cream se ha vuelto muy popular, porque sin duda es un gran avance. Se trata de un producto que es un dos en uno, porque no solo hidrata, sino que también ayuda a dar color a la piel. Ha sido un producto cosmético tan exitoso que también han creado las cremas corporales con color.

Vamos a ver la ventaja de utilizar cremas corporales con color y cómo se puede aplicar este tipo de cremas. Estas cremas nos pueden ayudar a tener cierto colorido en la piel sin tener que recurrir a autobronceadores o a solárium, aportando un tono más dorado en cada aplicación.

Primer paso: la exfoliación

La exfoliación es un paso fundamental a la hora de conseguir el mejor tono para la piel. Esto es importante porque conseguimos un tono uniforme y sobre todo que nuestra piel se encuentre suave. Retiramos la piel muerta y conseguimos siempre el mejor resultado a la hora de aplicar cremas. Esto vale tanto para la zona del rostro como para el cuerpo, aunque los exfoliantes deben ser diferentes, ya que para el rostro se necesita que sean más suaves.

La exfoliación debe realizarse unas dos o tres veces al mes para conseguir que la piel luzca radiante. Realizaremos un masaje circular en el cuerpo para conseguir esa exfoliación, sin hacer presión, ya que se debe evitar la irritación, sobre todo en pieles sensibles.

Hidratación diaria

Estas cremas corporales suelen añadir hidratación, pero si nuestra piel es seca o sensible puede que necesitemos hidratación extra para conseguir el mejor resultado. Debemos probar con la crema corporal sola o bien añadir primero un poco de crema hidratante y dejar que se absorba para después aplicar la crema con color.

Ventajas de la crema corporal con color

Crema corporal con color

La crema corporal con color puede tener sus ventajas. Una de ellas es que durante esta época en la que dejamos las medias a un lado y queremos utilizar faldas y pantalones cortos, podemos añadir un poco de colorido a las piernas. Todavía no están bronceadas y tampoco hay que ponerse demasiado al sol, ya que corremos el riesgo de quemarnos. Así que una de las alternativas es usar cremas con color, que se pueden quitar en el mismo día. Es como utilizar un ligero y sencillo maquillaje para el cuerpo.

El autobronceador y el bronceado de caña son unas opciones que se pueden usar para tener más color, pero con la crema con color tendremos un tono muy natural que además puede retirarse en la ducha. Esta forma de quitarlo es sencillo, así que la aplicación también lo es. No hay que preocuparse tanto por dejar un acabado perfecto porque es un tono mucho más ligero que el que dejan los autobronceadores. Aporta cierto color pero no es algo exagerado.

La desventaja que tiene la crema es que no dura más que un día porque se retira fácilmente con la ducha. Así que si deseamos algo a largo plazo podemos usar un autobronceador, ya que se mantendrá semanas. Los dos cosméticos son inocuos para la piel y no tienen efectos secundarios.

Cómo aplicar la crema

La crema con color se debe aplicar como si fuese una crema hidratante normal. Este tipo de cremas deben extenderse bien y dejar que se absorban,  de forma que no puedan dejar mancha alguna en la ropa. Como las BB Cream del rostro nos podrán aportar hidratación y también un poco de color en el cuerpo, tanto en los brazos, como en las piernas y el escote. En algunas marcas hay incluso diferentes tonos de color en la crema, dependiendo si somos más blancas o más morenas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.