Cotoneaster dammeri, un arbusto ideal para jardín

El cotoneaster dammeri es un arbusto perenne

El Cotoneaster dammeri es un arbusto rastrero de ramas suaves perteneciente a la familia de las rosáceas. Su nombre deriva del latín “cotoneum” que significa membrillo y “aster” que significa parecido. Es comúnmente utilizada en los jardines por su tamaño reducido y crecimiento vigoroso, particularmente como cobertura de suelos.

Originario de las regiones montañosas, los acantilados, bosques mixtos y suelos rocosos de China y el Himalaya, a lo largo de los siglos se ha extendido ampliamente por todo el continente europeo y en muchas áreas del lejano Oriente.

Características Cotoneaster dammeri

El cotoneaster dammeri es un arbusto tapizante

Este es un arbusto que requiere poco mantenimiento y que se adapta a todo tipo de suelos, incluso los más difíciles. Esta especie se propaga rápidamente como consecuencia de su característica estratificación natural.

El Cotoneaster dammeri es un arbusto de tamaño bastante bajo y diámetro amplio; sus tallos son largos y rastreros, lo que hace que forme capas densas que van de 20 a 60 centímetros de altura en una extensión importante de suelo. Como se sabe, su crecimiento es rápido. Sus ramas extensamente ramificadas son delgadas pero rígidas y están cubiertas de pequeñas hojas perennes alternas establecidas densamente. Su follaje es persistente, de hojas ovaladas y gruesas, coriáceas, de color verde oscuro brillante en el haz y claro en el envés, de 2 a 3 centímetros de largo.

La floración ocurre a finales del mes de mayo y se extiende hasta septiembre. De pequeñas flores blancas adornadas con estambres color púrpura, tienen 5 pétalos que hacen de ellas unas flores excelentes para decorar los espacios, gracias a su gran número y distribución a lo largo de sus diversas ramas. Además este arbusto hace que sea polinizado de manera sistemática por los insectos.

Las bayas son esféricas y en su interior contienen 5 semillas, son de un color rojo intenso muy brillante. Su maduración ocurre entre los meses de septiembre y octubre, las mismas son aprovechadas por las aves que se alimentan de ellas, lo que las convierte en un elemento de interés para la biodiversidad de los jardines. Muy robusto, tolera muy bien el frío, la contaminación urbana y el viento. Crece prácticamente en todo tipo de suelo, pero prefiere los que son ligeramente ácidos con piedra caliza, secos y consistentes, que conserven su frescura y riqueza en sustancias nutrientes necesarias para su crecimiento.

Cultivo y propagación

Es una excelente alternativa para obtener alfombras en terrenos difíciles, gracias a que no requiere mantenimiento ni cuidados especiales, salvo los de prevención de enfermedades. Para asegurar un mejor crecimiento se recomienda la exposición soleada o sombra parcial en cualquier tipo de suelo con buen drenaje.

Su exposición a la sombra afecta negativamente tanto a su floración como follaje. Por eso, si la intención es crear una alfombra es importante recordar que la sombra resulta perjudicial para la planta. Además se necesita desde el principio de su plantación la posición definitiva de la planta, por cuanto el hecho que sus raíces no sean fuertes, dificulta su posible trasplante.

Las flores del Cotoneaster dammeri son blancas

Preferible plantar de octubre a abril, únicamente una planta por maceta, esto debido a que su sistema de raíces es escaso. El Cotoneaster dammeri demanda de riego durante la época de verano para estimular el crecimiento de sus raíces, para que se desarrolle de manera correcta. Sus extensas ramas se pueden arraigar de algún objeto para que cubra las paredes.

Es necesario mantener una distancia de aproximadamente 60 o 100 centímetros entre ellas. Si bien se trata de una planta bastante resistente, no tolera las sequías largas y particularmente durante su período de crecimiento. Para impedir que pierda la vegetación en su base como consecuencia de su crecimiento a los lados, se aconseja ejecutar una poda moderada anualmente. Habitualmente la poda de estos arbustos se efectúa para lograr su simetría, por lo que es necesario eliminar las ramas en exceso y las muertas.  La poda debe realizarse a principios de la primavera para estimular el crecimiento de las ramas nuevas y este arbusto exige fertilizantes para aprovechar al máximo su potencial, especialmente durante la primavera y el verano.

Los especialistas aconsejan aplicar fertilizantes con turba y estiércol, preparando un manto de aproximadamente 8 centímetros de tierra. Para obtener un mejor crecimiento del arbusto es viable usar fertilizantes granulares de liberación lenta que contengan potasio y fósforo. Es característico en la planta que una vez concluido su periodo de desarrollo, esta adquiera una excelente autonomía en lo que se refiere al agua.

Enfermedades y parásitos

Cochinillas

Cuando se observa la presencia de manchas marrones en las hojas de este arbusto, puede ser síntoma que la misma ha sido atacada por cochinillas, que pueden ser cochinilla marrón o harinosa. Se pueden eliminar manualmente o con el uso de pesticidas específicos disponibles en las tiendas especializadas.

Tizón de fuego

Es producida por la bacteria Erwinia amylovora. Se trata de una enfermedad infecciosa que se propaga fácilmente entre las plantas. Hasta los actuales momentos se desconoce cómo curar la planta de semejante enfermedad, por lo que no queda más que cortar las partes infectadas para palear un poco el ataque de la bacteria y quemarlas para evitar su posible propagación.

Por lo general, la infección se despliega desde la parte superior de las ramas y se revela de modo peligroso en las ramas jóvenes en condiciones climáticas favorables para su aparición, especialmente en los meses de mayo a septiembre. También se deben aplicar algunas medidas profilácticas fuertes como la desinfección de las herramientas utilizadas en la poda de las plantas enfermas. Los síntomas de esta terrible enfermedad son; aparición de manchas rojizas en las hojas que después se vuelven de un color marrón, luego las hojas toman una coloración amarillenta y por último caen.

Pulgones

Los pulgones también pueden atacar la planta, estos son unos insectos blanquecinos y amarillentos que se alimentan de las hojas. Igualmente pueden combatirse con el uso de pesticidas específicos. En los viveros la especie puede sufrir el ataque de agallas transmitida por el Agrobacterium tumyfaciens. Hay que estar alerta ante la posible aparición de tumores pequeños en tallo y raíces. También es susceptible al ataque de las llamadas orugas defoliantes.

Usos

Los frutos del Cotoneaster dammeri son rojos

Se usa habitualmente en jardines para crear setos coloridos de diferentes formas, su disposición de hecho se presta bien para este propósito, dando a los jardines y villas un gran valor estético. Además de ser una planta excelente para preparar alfombras vegetales hasta en los suelos más difíciles, su sistema de raíces profundas igualmente la presentan como una buena estabilizadora de pendientes e inclinaciones.

Su abundante floración productora de miel, la hace atractiva a los insectos polinizadores, mariposas y las abejas. Las bayas que siguen a las flores a inicios de septiembre, son ingeridas por las aves.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.