Cosas que pueden terminar con una relación

 

expectativas de pareja

Mantener viva la llama del amor no es algo fácil y al igual que ocurre con una flor, hay que dedicarle su tiempo para que dicha llama se mantenga como el primer día. Si se descuida, es normal que los problemas empiecen a aparecer y la relación comience a desquebrajarse poco o poco.

Toma buena nota de cinco cosas que pueden llegar a destruir tu relación y acabar con el amor.

Celos

Los celos llevados al extremo pueden terminar con una pareja. Es normal que haya algo de celos entre dos personas que se quieren, pero si los mismos se convierten en una obsesión pueden terminar por destruir a una pareja.

Un exceso de celos pone en peligro dos pilares fundamentales en toda pareja: la confianza y el respeto. Si estos dos pilares se rompen, la relación está abocada al fracaso. Los celos llevan a que la relación se vuelva tóxica con todo lo que ello acarrea para ambas personas.

Rutina

El crear una rutina dentro de una relación puede suponer el fin de la misma. Ambas personas se terminan aburriendo y el tedio termina por destruir al amor. Con el paso del tiempo, la comunicación brilla por su ausencia dando lugar a peleas y conflictos a todas horas. Es importante por tanto el innovar cosas de manera continua y salir de la temida rutina.

Con un poco de imaginación se pueden hacer cosas juntos que avive de nuevo la llama del amor y conseguir que la relación vaya a más y se fortalezca.

Mentiras

Las mentiras son una de las causas más comunes por las que una relación puede llegar a su fin. Una pareja debe sustentarse en todo momento en la confianza de ambas personas. Con mentiras todo está abocado al fracaso y al fin de la pareja. Es imposible el vivir con mentiras y con una falta de confianza evidente.

superar el dolor de una ruptura

Infidelidad

Ser infiel dentro de una pareja supone el atentar contra valores esenciales como la confianza o el amor. A la hora de mantener viva la llama del amor, ambas personas deben ser fieles en todo momento. En el caso de sufrir una infidelidad, la persona engañada no está obligada a perdonar y a poner fin a la relación.

Se trata sin lugar a dudas de una de las causas más habituales por las que una relación puede llegar a su fin. El romper la confianza y el respeto a causa de una infidelidad es motivo más que suficiente para poner fin a una relación.

Discusiones y peleas

La comunicación es la base de toda buena relación. El estar todo el día peleándose y discutiendo va a provocar que la pareja se vuelva tóxica y el amor pase a un segundo plano. Cada persona tiene su propia personalidad y no se puede esperar que actúe como uno quiera. El diálogo y el hablar las cosas de una manera calmada ayuda a resolver todo tipo de problemas y a evitar conflictos que pongan en peligro la relación.

No es fácil el mantener continuamente viva la llama del amor. La relación debe sustentarse en valores tan importantes como la confianza y el respeto. A partir de ahí hay que ir cuidando a dicho amor para que la relación se mantenga siempre saludable y en buen estado.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.