Cosas que no sabías que pueden suceder durante el parto

Embarazo y estrías

Hay algunas cosas bien conocidas que suceden durante el parto, como las contracciones, sentir mucho dolor y, a menudo, una epidural. Sin embargo, también hay otros aspectos que pueden ocurrir y que no te lo esperes… algunas de estas cosas son inofensivas y otras, que deben ser atendidas con urgencia.

Vamos a hablarte sobre algunas de estas cosas, como le desgarro vaginal o la defecación involuntaria…

Evacuaciones involuntarias

Dado que los mismos músculos que se usan al defecar se usan durante el trabajo de parto, es posible que defeques sin querer durante el trabajo del parto. Es común que las mujeres tengan una evacuación intestinal durante el trabajo de parto y eso en realidad significa que se están utilizando los músculos adecuados para expulsar al bebé.

Ponerse la epidural, que adormece la mitad inferior de tu cuerpo, puede aumentar la probabilidad de deposiciones incontrolables. Si siente la necesidad, no te aguantes y defeca sin miedo. El personal sanitario te limpiará.

Náuseas y vómitos

Resulta que las náuseas y los vómitos no se deben solo a las náuseas matutinas… También pueden ocurrir durante el parto, especialmente durante la etapa activa del parto y cuando está empujando a tu bebé. Cuando las mujeres tienen una epidural puesta, pueden tener una caída en la presión arterial que puede causar vómitos.

Parto largo

La primera etapa del parto incluye la fase latente (parto temprano), la fase activa y la fase de transición. Pero a veces estas fases no suceden tan rápido como deberían. Una fase latente prolongada es cuando el parto dura más de 20 horas para las madres primerizas y más de 14 si ha dado a luz antes. El trabajo de parto latente prolongado puede ser agotador y, a veces, frustrante para las futuras mamás, pero rara vez conduce a complicaciones y no debe ser una indicación de parto por cesárea.

cómo tener un parto feliz

Si tu cuello uterino se estira y adelgaza lentamente, solo tendrás que ser paciente y relajarte. Duerme o disfruta de un baño tibio. Pronto tendrás a tu bebé en tus brazos. Una vez que el cuello uterino está dilatado seis centímetros, está oficialmente en trabajo de parto activo y una vez que estás en trabajo de parto activo, puede ser problemático si tu cuello uterino no se dilata tan rápido como debe ser, donde en este caso, una cesárea es necesario para evitar complicaciones.

Desgarro vaginal

Es bastante común que el perineo, el área entre la vagina y el ano, se rasgue durante el trabajo de parto si la abertura vaginal no es lo suficientemente amplia. Depende del tamaño del desgarro puede tardar más o menos en sanar.

Desgarro del recto

También se puede desgarrar su recto. Una forma de reducir el desgarro en el recto es aplicando una compresa tibia al perineo durante la fase de empuje del parto. También puedes probar masajes. El masaje perineal se realiza comúnmente para ayudar a prevenir el desgarro durante un parto vaginal. Se cree que el masaje frecuente de la base de la vagina con aceite o un lubricante a base de agua suaviza el tejido haciéndolo más flexible.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.