Cosas que los perros odian pero tú sigues haciendo

Cosas que los perros odian

Son muchas las cosas que los perros odian, pero nosotros no nos damos cuenta. Es más, en ocasiones creemos que es algo habitual y por eso repetimos algunas acciones hasta la saciedad. Pero lo cierto es que los peludos también tienen sus favoritos y otros que no lo son tanto, por eso debemos descubrirlos.

Quizás hayas notado algo, aunque como bien decimos, no es sencillo porque lo damos por hecho. Son nuestros amigos, nuestra familia y por ello, debemos saber un poco más sobre lo que piensan o sienten. Aquí te presentamos una serie de cosas que los perros odian, pero quizás, no te habías dado cuenta.

Cosas que odian los perros: Los abrazos

Es cierto que no se puede generalizar, pero aunque veamos muchos vídeos en los que los perros y los abrazos son protagonistas no es algo que les entusiasme. Hay que destacar que a sus dueños no les van a poner ninguna pega, pero si alguien más se acerca con el fin de abrazar, quizás no corra la misma suerte. A nosotros nos encanta achucharlos, con abrazos y besos pero no es algo que ellos sientan de igual manera. Se lo pueden tomar como un simple juego, pero en ocasiones ni eso. Ya que para ellos tanto abrazo puede representar un símbolo de dominación. Esto no significa que dejemos de mostrarles nuestro cariño, ni mucho menos, sino que debemos estar alerta de cómo reaccionan ellos.

Mirar fijamente perro

Mirarlos fijamente a los ojos

Es otra de la cosas que los perros odian y que debemos evitar a toda costa. Eso de mantener la mirada fija en sus ojos, no lo recibirán de muy buena manera. Ya que para ellos este gesto puede significa un reto o una provocación. Por lo que no queremos que se pongan tensos ni que nos pongan tampoco a nosotros. Lo cierto es que cuando se trata de nuestro perro, quizás no haya tanto problema, pero sí cuando nos encontramos con otros aunque los conozcamos y mucho.

Los paseos con prisas

Eso de salir para hacer unas necesidades y con el tiempo justo, no es algo que lleven bien. Ellos necesitan tener un poco de tiempo para supervisar la zona, para corretear y disfrutar un poco. De ahí que si no llega a tener todo ello, también puede representar un verdadero caos para el peludo. Siempre es mejor hacerlo con tiempo para que pueda disfrutar a gusto y se sienta con más ganas y vitalidad en cada paseo.

La correa demasiado tirante

Intentará por todos los medios librarse de la correa tan tirante. A nadie le gustaría ir de este modo cada día. Por eso siempre es preferible salir a pasear por zonas donde podamos liberar un poco de correa, para que se sientan ligeramente más libres. Sino, les podemos estar creando un poco de nerviosismo o ansiedad y desde luego, no será nada bueno.

Pasear perro con correa

Que le toques la cara

Tampoco es algo que le emocione demasiado. Las caricias en la cara las puede tomar como una invasión de su espacio y como es lógico, no siempre gusta. Claro está que volvemos a insistir en que no siempre sucede con todos los perros, pero sin algún momento ves que intenta separarse, ya sabes el porqué.

Que estés triste o nervioso

Por algo son nuestros mejores amigos, porque notan cuando estamos mal y no solo eso, sino que también son como esponjas, de sentirse ellos tristes o nerviosos si nosotros estamos así. Por eso, intentaremos que al estar con las mascotas, nos dejemos llevar. Puesto que en muchas ocasiones, por no decir la gran mayoría, también forman parte de una perfecta terapia que nos lleva por un camino más positivo. ¿A qué seguro que pasa esto último cada día?

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.