Cosas que puedes hacer para afrontar tu día ¡con energía!

Chica saltando sobre la cama

En muchas ocasiones, la actitud con la que afrontemos el inicio del día, va a determinar cómo nos sintamos a medida que pasen las horas. Comenzar la mañana con energía, nos hará más sencillo afrontar la larga jornada que nos queda por delante.

Pero si pensabas que únicamente con una taza de café es posible empezar el día con fuerza… ¡te equivocas! Hoy te dejamos algunas cosas prácticas que puedes hacer por las mañanas que te aportarán ¡un buen chute de energía!

No bajes las persianas del todo

Chica estirándose frente a la ventana

Dormir con las persianas levantadas para obtener los beneficios de despertarnos con luz natural, sólo funcionará si te levantas cuando ya ha amanecido. Si aún es de noche cuando suena tu alarma, dará lo mismo que las persianas estén bajadas o levantadas. Despertarnos con luz natural es beneficioso porque, según han probado diversos estudios, esta luz, poco a poco va estimulando la secreción de cortisol.

El cortisol es la hormona relacionada con la forma en la que nos despertamos. La secreción de esta hormona hace que nos despertemos de forma gradual, lo que evita la aparición de estrés desde primera hora de la mañana. Cuando el nivel de cortisol es bajo, experimentamos por el contrario un despertar brusco que genera que comencemos el día con peor humor o más estresados.

Apaga el despertador una única vez

Chica apagando el despertador

El tan famoso y habitual gesto de “cinco minutitos más”, no es tan buena idea como parece… Y es que eso de posponer unos minutos más el despertador, no hace otra cosa que “confundir” a tu cerebro. Esto ocurre cuando después de postergar tu alarma, vuelves a dormirte, ya que entonces tu cerebro tendrá que reiniciar el ciclo del sueño.

Cuando hacemos esto, nos levantamos aún más cansados. Experimentaremos una sensación confusa de sueño que hará que durante horas arrastremos un mayor agotamiento.

Mirar el móvil nada más despertar, ¡te resta energía!

¿Echar mano del móvil nada más despertar? ¿Quién no lo ha hecho alguna vez? Ya sea para mirar el periódico, el correo electrónico o alguna red social, es un gesto demasiado común.

La razón por la que ésto no nos ayuda a despertarnos enérgicos, es porque las ondas electromagnéticas que emiten los aparatos electrónicos afectan a nuestro campo magnético quitándonos energía. Lo más recomendable es usar una alarma diferente a la del móvil para así dejarlo fuera de nuestro dormitorio toda la noche.

Haz tres respiraciones nada mas levantarte

Chica estirándose en la cama

Una práctica muy aconsejada para comenzar el día con energía es la de realizar tres respiraciones nada más despertar. Nada más abrir los ojos y antes de levantarte, haz tres respiraciones por la nariz pausadas y profundas. De esta forma, estaremos enviando oxígeno al cerebro y nuestro cuerpo se irá activando de forma gradual.

Esta sencilla rutina, nos ayuda a empezar el día sin estrés. Además, de esta manera también estaremos oxigenando nuestras células permitiendo que nuestro sistema nervioso funcione mejor.

No pienses en lo que vas a hacer el resto del día

Hay personas que utilizan sus primeros minutos del día para planificar mentalmente todo lo que tienen que hacer en las próximas horas. ¡Error! Al hacer esto, estás sometiéndote desde primera hora de la mañana a un estrés innecesario.

Tómate tu tiempo, ya empezarás con los agobios más tarde. Ahora céntrate en el momento presente y permítete despertar con tranquilidad.

Bebe agua al levantarte

Chica bebiendo agua al levantarse

Puede que no lo sepas, pero ha quedado demostrado que cierto nivel de deshidratación, dificulta la puesta en marcha de nuestro organismo por las mañanas. Y más, si tenemos en cuenta que en las horas que pasamos durmiendo, no nos estamos hidratando.

El agua, aporta energía a nuestras células. Por esta razón, beber un vaso de agua con limón nada más levantarnos es tan importante para oxigenar nuestro organismo.

Desayuna cuando te apetezca, pero desayuna bien

Mujer tomando desayuno que aporta energía

Ya sabemos que el desayuno es la comida más importante del día y que por ello debe ser nutritivo y energético. Pero esto no significa que tengas que hacerlo nada más levantarte. La digestión es uno de los procesos que más energía consumen.

Por ello, si no tienes hambre a primera hora de la mañana, pospón tu desayuno. De esta forma no estarás malgastando esa energía y la podrás destinar a otras funciones. Ahora bien… eso no quiere decir que no desayunes. Simplemente retrásalo hasta que el cuerpo te lo pida.

¡Muévete!

No hay nada mejor que empezar el día ¡en movimiento! Ya sea poniendo música y bailando mientras preparas el desayuno, dando un paseo o haciendo estiramientos… Puedes hacerlo como tú quieras, pero ¡hazlo! Además de activarte físicamente, reducirás los niveles de estrés mejorando tu estado de ánimo considerablemente.


Categorías

Salud

Carmen Espigares

Psicóloga, especialista en RRHH y community manager. Granaína de toda la vida y buscadora de metas a alcanzar. ¿Algunas de mis aficiones?... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *