Cosas HORRIBLES que alguna vez has pensado como padre o madre

No es fácil criar a los hijos, esto si eres padre o madre lo sabes y lo sabes bien. En este sentido, aunque no es sencillo, también es gratificante y es que una cosa no quita la otra. Como padres y madres pero también como adultos, tenemos que ser conscientes de nuestros pensamientos, aunque en ocasiones… sean algo intrusivos.

Cuando se trata de criar a niños pequeños, todos hemos tenido pensamientos… incluso algunos que quizá no estés muy dispuesto a decir en voz alta por lo que otros puedan pensar. Pero no te preocupes demasiado porque son pensamientos normales, aunque algo horribles, pero normales… Lo que importa es que después te sepas reconducir para que esos pensamientos no se adueñen de ti o de tu comportamiento hacia tus hijos.

Pensamientos horribles que alguna vez has tenido

  • ¿No se pueden devolver? Hay días caóticos que te gustaría que existiese una política de devolución o cambio para los hijos… Pero sin preguntas, solo firmar y salir corriendo.
  • Cállate ya POR FAVOR. Lo piensas, pero no se lo dices, porque sabes que los niños tienen que hablar y explicarte sus cosas, lo que descubre del mundo, aunque te vaya a explotar la cabeza (ejemplos: ¿por qué las nubes son blancas? ¿Qué vamos a comer hoy? ¿Cuándo duermen los insectos? ¿Qué come una mariposa? ¿Dónde están mis zapatillas? Mami, mami, mami, mami…) Si quieres que cuando crezca confíe en ti y te cuente sus cosas, ese pensamiento tienes que mantenerlo bajo llave.
  • Por favor, vete a la cama YA, necesito tranquilidad. ¿Quién no ha tenido estos días? Pues este pensamiento es de lo más normal del mundo. Y sí, tú también cuando tienes a tus hijos dormidos, apagas el sonido de la televisión cierras los ojos y simplemente, disfrutas del silencio…
  • No, no puedes ser mi hijo. Parece más un hijo de un diablo… Pero no, no lo dices. Porque sabes que esa genética es tuya y ese carácter… TAMBIÉN.
  • Tu padre (o madre) tendría que haber sido otro. Y así la genética no hubiera jugado una mala pasada en el carácter. Pero no, nunca lo dirás en voz alta.
  • Soy mala madre (o padre). Este pensamiento es el más común e irreal que existe, porque cada día luchas por ser mejor padre o madre y que tus hijos sean felices. Es cierto que esa tarde de caos quizá dejarle la tablet no fue la mejor decisión pero peor hubiera sido que tus nervios explotasen. Siempre piensas por el bien de tus hijos, y no tanto por el tuyo propio, ¡eso no es ser para nada mal padre o madre!

Cómo reconducir esos pensamientos

Si te encuentras con este tipo de pensamientos, no te asustes, no tienes ningún tipo de trastorno mental… solo eres un padre o una madre cansado y es normal. Pero no permitas que estos pensamientos te invadan demasiado y cuando te ocurran, respira hondo, cuenta hasta diez y mira a los ojos de tus hijos… No necesitas más para ser feliz de verdad. Ellos están a tu lado y te aman más que a nada en este mundo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.