Convivencia feliz

Para comenzar una buena convivencia con tu pareja es que los dos se pongan de acuerdo de antemano en ciertas cosas, así después no habrá problemas ni discusiones. Como: el orden en la casa, la decoración, la limpieza diaria, la hora de comer, orden de horarios, quien entra primero al baño por la mañana, los gastos, los espacios, etc. Hay miles de cosas en una convivencia pero es mejor hablarlas antes.

Comencemos con la decoración del hogar. Decorar no sólo es poner bonita la casa, si no convertirla también en funcional para los dos, tienen que pensar bien si van a necesitar un lugar de trabajo o de estudio, un mueble para guardar los apuntes, libros, etc, así no tendrán las cosas dando vueltas por cualquier lugar. Con respecto a lo estético de la decoración es algo conveniente que los dos estén de acuerdo en el estilo, los colores y el precio.

Las tareas de hogar, en el caso que no tengan a una persona que se dedique a la limpieza, repártanse las tareas domésticas, si hay alguna que no le guste a ninguno de los dos, roten o pongan días para que no hayan conflictos después.

En el transcurso de la convivencia van a surgir algunos roces o molestías, traten de hablarlo por más que sea incómodo pero será mejor que callarlo.

Organizar fiestas, cenas o reuniones en casa los hará sentirse más seguros con su hogar y compañero, siempre y cuando los dos estén de acuerdo de realizar eventos en el lugar.

Utilicen toda la casa para sus momentos pasionales, y no encasillen sólo a la cama para eso, así estarán más cómodos aún el uno con el otro.

La convivencia no significa que tienen que estar los dos juntos todo el tiempo, busquen espacios en la casa para estar un rato a solas y permite que tu pareja también los tenga.

Todos tenemos diferentes costumbres, pero si ves que tu pareja tiene algo diferente a ti y te molesta, convérsalo, respétalo y llega a un acuerdo. Busca el momento y el lugar adecuado para realizar tus inquietudes o reclamos, nunca lo hagas en la cama, ni cuando tu pareja haya llegado del trabajo.

Si alguno de los dos ya vivía en esa casa, procura hacer una modificación, para que la otra persona también se sienta cómodo en su nuevo hogar.

Recuerda que están formando un hogar allí y están fortaleciendo los vínculos, no dejes que nadie fuera de ustedes dos se entrometa en el hogar, y que sean felices!!!


Categorías

Sexualidad

Mujeres con Estilo

Mujeresconestilo era una web sobre belleza, moda, salud y otros consejos para la mujer. Actualmente está integrada dentro de Bezzia.com para formar... Ver perfil ›

Un comentario

  1.   leila dijo

    me parecio importantisimo la información sobre la convivencia, soy una mujer q tengo dos niños uno de 7 y el otro de 2, soy conviviente el cual no llevo una buena relación con mi pareja x q no conversamos como hacer las cosas solo yo soy la q hago los q haceres del hogar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *