Consigue unos rizos con tenacillas perfectos

Cabello ondulado

Aunque siempre apostamos por hacer rizos sin calor, ya que estos no dañan el cabello, hoy nos vamos a quedar con algunos trucos para que también los rizos con tenacillas salgan perfectos y evitemos estropear nuestra melena. Porque bien es cierto que con un poco de práctica en tan solo unos minutos tendremos un peinado muy especial.

Tanto la plancha como las tenacillas nos ayudan a darle más volumen a nuestro cabello y mucho más ahora que tan de moda están todo tipo de ondas y rizos. Por eso, si a última hora has pensado en ellos, copia estos pasos a seguir para un resultado mucho mejor. ¡Tu cabello te lo va a agradecer!.

Antes de nada, sabemos que siempre es bueno y aconsejable usar un protector de calor antes de iniciar cualquier peinado con planchas o tenacillas. Si no tienes uno a mano, la espuma también nos servirá ya que ella formará una gruesa capa de protección. Eso sí, debes de aplicarla en la parte alta de la cabeza, justo cerca de las raíces y peinarla por todo el cabello. En este caso, dejaremos atrás la aplicación directa con las manos.

Como el cabello tiene que estar seco para poder aplicar las tenacillas, entonces tras la espuma, debemos de usar el secador. Lo mejor es ir sujetando mechón a mechón con un cepillo y colocar el aire caliente desde arriba hacia abajo para que no se nos encrespe el cabello. De esta manera peinaremos y alisaremos el pelo completamente.

Ahora le toca el turno a las tenacillas. Agarramos un mechón y las colocamos por la parte más próxima a la raíz del mismo y por debajo. Solo tenemos que ir enroscando con la mano el mechón en las tenacillas y esperar unos 8 segundos para retirar. Antes de que se enfríe, aplicamos laca en el rizo y continuamos hasta que toda nuestra melena esté protagonizada por estas ondulaciones.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *