Consigue que tu hijo acepte a la niñera

Es importante que tus hijos acepten a la niñera si necesitas un descanso, ir a trabajar o acudir a una cita médica. Antes de dejar a una persona a cargo de tus hijos deberás asegurarte de que esa persona realmente es la indicada. Una vez que sepas quien es la persona indicada, tus hijos aprenderán que pueden estar bien aunque no estén delante de forma temporal, por un período corto de tiempo.

Personas de confianza

Pide recomendaciones antes de contratar a nadie. Realiza una entrevista. Afondo para encontrar a alguien amable, responsable, con don de gentes y por supuesto, con titulación y experiencia. Pregunta a la posible niñera cómo manejaría algunos problemas posibles que se pueda encontrar diariamente con tus hijos.

Escoge bien para que esa persona sepa manejar bien las situaciones, para que en momentos emocionales sepa como actuar y sobre todo, para que te mantenga informado/a de todo, todo el tiempo.

Que tu hijo la conozcas de antes

Invita la nueva niñera a comer o a almorzar en tu casa en el momento cuando no tenga que cuidar a tu hijo. De esta manera se podrá comenzar a desarrollar un sentido de comodidad y familiaridad. Anima a tu hijo a que juegue con la que será su niñera a juegos de mesa, a preparar un postre O que vayan a pasear juntos al perro contigo. De esta manera tu hijo comenzará a relajarse ante la presencia de la niñera. Aunque tu hijo quiere estar contigo o con su padre todo el tiempo, hay momentos en los que debe acostumbrarse a estar también con otras personas.

Empieza con un pequeño tiempo

Empieza contratando a la niñera por períodos cortos de tiempo, por ejemplo durante una hora mientras tienes que hacer algunos recados. De esta manera tu hijo podrá empezar a controlar mejor estos pequeños tiempos mientras no estás y de paso, acostumbrarse a la nueva niñera.

Comprende la diferencia entre necesidad y preferencia

La mayoría de las niñas prefieren estar con sus padres, al menos durante sus primeros años de vida. Pero en realidad no necesitan estar todo el tiempo con ellos, es más, necesitan aprender a estar cómodos en presencia de otros cuidadores de confianza.  Si los niños pueden cambiar su forma de pensar sobre esto entonces serán capaces de lidiar mejor con la ansiedad de separación cuando tiene el queque quedarse con la niñera.

Sé claro

Si empiezas a irte y cuando tu bebé tiene una rabieta vuelves, esto solo hará que empeorarás las cosas. Prepárate para que tu hijo llore, antes de irte dale un fuerte abrazo y dile que volverás pronto y también coméntale sobre todas las cosas divertidas que haréis a tu vuelta. Y entonces, vete sin mirar atrás.

Solo después de que un niño pequeño acepte que durante un período de tiempo volverás y que está seguro/a y que no le pasará nada, entonces aceptará tu ausencia. En este momento comenzará a conectar emocionalmente también con la niñera… ¡y todo comenzará a marchar sobre ruedas!

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Consejos mamás, Madres

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.