Consejos y tratamiento para superar una diástasis abdominal

Tratamiento diástasis abdominal

¿Has oído hablar de la diástasis abdominal? Es una condición que afecta principalmente a las mujeres, especialmente después de un embarazo, y que puede provocar problemas tanto estéticos como físicos. ¿Te preocupa? Descubre el tratamiento y algunos consejos para superar una diástasis abdominal de forma efectiva.

La diástasis abdominal ocurre cuando los músculos rectos del abdomen se separan, provocando un abultamiento y una debilidad en la zona media del abdomen. Puede ocurrir por diferentes motivos y se puede identificar fácilmente mediante un examen físico. ¿Quieres saber mas sobre esta condición?

¿Cómo se origina?

Esta afección puede afectar a cualquier persona, sin embargo las probabilidades de sufrirla aumentan entre las mujeres durante el periodo de embarazo. Se calcula que casi dos terceras partes de las mujeres embarazadas suele sufrir diástasis de menor o mayor gravedad durante el tercer trimestre de gestación.

Prepararse de cara al parto

¿Cómo se origina? La diástasis abdominal ocurre al separarse los músculos rectos del abdomen. Esta separación puede ser causada por diversos factores, como el aumento de la presión intraabdominal durante el embarazo, el levantamiento de objetos pesados o incluso la realización de ciertos ejercicios abdominales si se ejecutan de forma inadecuada.

En mujeres embarazadas, los ejercicios de suelo pélvico son muy efectivos a la hora de prevenir la diástasis y sus posibles síntomas, especialmente cuando se combinan con el trabajo del transverso abdominal. De ahí, entre otras cosas, que muchos médicos y matronas los recomienden.

¿Cuáles son los síntomas?

A medida que los músculos abdominales se separan, se crea una brecha que debilita la estructura de la pared abdominal y que puede provocar diferentes síntomas siendo los mas comunes el abultamiento abdominal y los dolores de espalda.

Sin embargo, estos síntomas no son los únicos. La diástasis abdominal puede provocar además: malas digestiones, gases e incontinencia urinaria, problemas todos ellos que hacen que el día a día de la persona que los sufre se complique considerablemente.

El tratamiento

Para comenzar un tratamiento primero será necesario confirmar el diagnóstico. Para ello suele ser suficiente como ya hemos mencionado antes someterse a un examen físico. A partir de los resultados, se puede visualizar la separación de los músculos rectos y evaluar si además existe una hernia simultánea.

Con los resultados en la mano será el médico quien determine el mejor tratamiento. Existen diversas opciones y enfoques, que van desde ejercicios específicos para fortalecer la zona afectada, hasta la intervención quirúrgica en casos graves. A continuación, mencionamos en detalle las diferentes alternativas de tratamiento para abordar esta condición de manera efectiva y recuperar la salud abdominal.

  • Ejercicios de fortalecimiento del core: Consiste en realizar ejercicios específicos para fortalecer la musculatura abdominal, especialmente los músculos transversos del abdomen y el suelo pélvico. Estos ejercicios buscan cerrar la separación y mejorar la estabilidad de la zona.
  • Faja abdominal: El uso de una faja o cinturón abdominal puede ser recomendado para brindar soporte a los músculos abdominales y reducir la presión sobre la línea media del abdomen, ayudando a cerrar la separación.
  • Terapia manual: Un fisioterapeuta especializado a través de técnicas de la movilización y manipulación puede ayudar a mejorar la función y el tono muscular del abdomen.
  • Cirugía: En casos severos de diástasis abdominal que no responden a tratamientos conservadores, puede ser necesaria la cirugía. Esta opción consiste en una abdominoplastia o plicatura abdominal, durante la cual se suturan los músculos rectos para cerrar la separación.

Es importante reiterar que el tratamiento recomendado dependerá de la evaluación individual de cada paciente por parte de un médico especializado, quien determinará el enfoque más adecuado para cada caso.

¿Conocías esta condición? Ahora que ya sabes en que cosiste y conoces el tratamiento para superar una diástasis abdominal ¡no te sonará a nuevo! Así si alguien conocido la sufre podrás entenderle mejor y no entrar en pánico si tu misma llegas a sufrirla. Como has visto, es una condición relativamente habitual entre las mujeres y por suerte ¡tiene remedio!


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.