Consejos sobre cómo cuidar tu piel

Cada persona cuenta con un tipo específico de piel, pero lo cierto es que tengamos la edad que tengamos y ya sea nuestra piel grasa o seca, debemos realizar unos cuidados básicos que  nos ayudarán a tener una bonita dermis. Así que aquí van algunos consejos sobre cómo cuidar tu piel.

Todas sabemos que si nos cuidamos desde jóvenes el resultado a lo largo de los años será notable. Es por eso que nunca debemos descuidar esos hábitos que crean una piel más bella y sobre todo más sana. En general, se recomiendan algunos pasos y acciones para conseguir que la piel se mantenga en buen estado.

Limpieza suave

Lo primero que debemos tener en cuenta es que  la  limpieza es fundamental a la hora de tener una piel cuidada y bonita. A diario sudamos, nos exponemos a suciedad y polución y producimos sebo en la piel, por lo que nuestros poros pueden llenarse de impurezas. Es por eso que vamos a necesitar una buena limpieza para conseguir que la piel luzca perfecta para cualquier tratamiento. Hay que escoger bien el limpiador, ya que no sirve cualquier jabón, los cuales suelen resecar todo tipo de pieles. En general debemos escoger un limpiador suave que respete el tipo de piel. Si deseas un producto que valga un poco para todo, tienes la nueva agua micelar, con las micelas que atrapan la suciedad y respetan la piel.

Hidratación siempre

Incluso las pieles más grasas necesitan su dosis de hidratación desde fuera. Hay que hidratar la piel a diario, utilizando una crema que sea adecuada para nuestro tipo de piel. Debemos extenderla con un ligero masaje y podemos utilizar un sérum para aumentar sus efectos.

Protegerse del sol

Este es otro punto clave para tener una piel cuidada, algo a lo que hace unos años no le dábamos la importancia que tenía. Se trata de protegerse del sol, pero no solamente cuando vamos a la playa, sino durante todo el año, incluso en invierno. Hoy en día tenemos la suerte de que la gran mayoría de cremas hidratantes ya llevan protección solar, por lo que es una cosa menos a preocuparnos.

Exfoliación del rostro

Esta parte también es importante para cuidar la piel, ya que una exfoliación suave nos ayuda a acabar con las células muertas y a lucir una piel más luminosa. En verano nos ayuda especialmente a tener un bronceado perfecto. Debemos elegir un exfoliante que sea especial para el rostro, ya que son más suaves que los del cuerpo.

Contorno de ojos

La zona del contorno de ojos siempre necesita cuidados especiales, y es que se trata de una parte muy sensible con una piel que no produce tanto sebo. Debemos utilizar productos para evitar la inflamación, pero también otros que nos ayuden con la circulación si nuestro problema son las ojeras. Por otro lado, tenemos que hidratar alrededor de la zona y con pequeños toquecitos, sin frotar, ya que de lo contrario podemos inflamar más los ojos.

Productos específicos

Es importante que cada persona conozca su piel y las necesidades de esta. En este sentido, nos haremos con productos que son específicos para nuestro tipo de piel. Así siempre acertaremos con los cuidados en los pasos básicos, desde la limpieza a la hidratación. Utilizar el producto equivocado puede estropear más la piel.

 

Desmaquillarse a diario

Aquellas mujeres que se maquillan a diario, nunca deben olvidarse de desmaquillarse al llegar a casa. También las que lo hacen de vez en cuando y no tienen este hábito. Dormir con el maquillaje puesto puede envejecer mucho nuestra piel, por lo que es muy importante sacar esos minutos para quitarnos bien el maquillaje.

Otros factores de riesgo

A la hora de tener una piel bonita, hay muchas otras cosas que debemos tener en cuenta. Beber alcohol  y fumar la estropean mucho, pero también el estrés, así como unos malos hábitos de sueño y una vida sedentaria. En definitiva, una piel bonita también está relacionada con un estilo de vida saludable.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *