Consejos para una iluminación eficiente: luz natural y puntos lumínicos

Iluminación eficiente

Hasta un 25% de la energía que se consume en una vivienda se destina a iluminación. Con tales números, prestar atención a soluciones que nos permitan lograr una iluminación eficiente parece una cuestión lógica. Si conseguimos consumir menos energía nuestra factura bajará, contribuyendo así a la mejora de nuestra economía doméstica.

Una iluminación eficiente trae consigo tanto beneficios ambientales como económicos. No basta con sustituir las bombillas tradicionales por bombillas de bajo consumo o tecnología LED. Una iluminación eficiente implica trabajar con la distribución y diseño de nuestro hogar, así como con el diseño de los puntos lumínicos. ¿Quieres saber mas?

Para lograr una iluminación eficiente en nuestro hogar, es necesario un aprovechamiento óptimo de la luz natural. Además tendremos que prestar atención a nuestras necesidades reales y lograr una iluminación eléctrica óptima para todos aquellos momentos en que la luz del sol resulte insuficiente. El equilibrio entre ambas es la clave de nuestros primeros consejos:

Iluminación eficiente

Aprovecha la luz natural

Factores como la orientación y distribución de una vivienda, contribuyen a maximizar el aprovechamiento de la luz natural. Escoger correctamente a que destinar esta o aquella habitación según la luz natural que en cada una de ellas penetra, puede ahorrarnos mucho dinero a largo plazo. Sin embargo, esto no siempre está en nuestras manos.

Los que si podemos hacer es aprovechar cualquier oportunidad para incrementar la entrada de luz natural. Mantener las cortinas y persianas abiertas hasta que se oculte la luz parece algo lógico. Y si por falta de inmidad fuera necesario correr las cortinas, resultará muy útil haber apostado por tejidos traslúcidos como lino o gasa para su confección y no por tejidos pesados y oscuros.

Paredes-blancas

Usa tonos claros

Paredes y muebles en tonos claros contribuyen a crear espacios luminosos. Tanto el color blanco como los amarillos, nos ayudan a proyectar la luz natural por la estancia, ampliando visualmente estas. Contribuyen también a tal objetivo las superficies brillantes y los muebles de cristal. Se deben evitar, en cambio, suelos oscuros, muebles y tapicerías pesadas

Ubica correctamente los puntos lumínicos

Es importante pararse a pensar que tipo de luz necesitamos en cada estancia. En un comedor, la luz principal deberá situarse encima de la mesa. Tanto en el dormitorio como en la zona que destinamos a ver la televisión, sin embargo, resultarán mas útiles lámparas auxiliares articulables que nos permiten orientar la luz según la actividad que realicemos. Llenar el techo de pequeños focos  en dichas estancias y mantenerlos encendidos sea cual sea la actividad que realicemos es todo un despilfarro.

En cuanto al tipo de iluminación, hoy en día son las lámparas de bajo consumo y las soluciones LED las mas apropiadas para lograr una iluminación eficiente. Pero sobre este y otros temas como la domótica, trataremos la semana próxima en una segunda entrega.

Cuida tu cuerpo
¿Quieres estar en forma y disfrutar de una vida saludable? No te pierdas estos consejos para conseguirlo:
¡Adiós a la celulitis!Gimnasia facial sin cirugía

Categorías

Hogar

Maria Vazquez

Treintañera y con unos estudios dedicados al mundo de la ingeniería, son muchas las pasiones que ocupan mi tiempo. Tuve oportunidad de realizar... Ver perfil ›

Deja un comentario