Consejos para tener un hogar más feliz

familia contenta

A todos nos gustaría tener un hogar más feliz donde todos y cada uno de los miembros se sintiese querido y protegido por el núcleo familiar. Pero no tiene que ser algo que nos gustaría, tiene que ser algo que se debe conseguir en todas las familias para conseguir un hogar más feliz. Dicen que los padres perfectos tienen el hogar más feliz, pero, ¿cómo puedes crearlo en tu familia?

Es posible que en tu día a día te sientas cansada, sientas que te falta tiempo para ti, para tus hijos y para tu casa… y quizá te sientas que estás lejos de esa perfección tan deseada por todas las familias. Pero no debes preocuparte porque la perfección no hace la felicidad, tu hogar puedes ser muy feliz sin necesidad de que seas “una mamá perfecta”.

¿Quieres saber algunos consejos para tener un hogar más feliz? Es más fácil conseguirlo de lo que te imaginas, y lo primero te que tendrás que hacer es dejar el estrés laboral a un lado. ¿Quieres saber más?

familia contenta

Pasa más tiempo con tu familia

Tus hijos no necesitan todo el dinero del mundo, ni tampoco necesitan los regalos más caros, tus hijos necesitan tener las necesidades básicas cubiertas pero sobre todo, necesitan de tu tiempo para ser felices. El mejor regalo que le puedes hacer a tus hijos es tiempo. Cuando acabes tu jornada laboral deja tu teléfono lejos donde nadie te moleste, olvida los problemas del trabajo hasta el día siguiente y pasa un buen rato de calidad con tus hijos, aunque sea por la noche antes de ir a la cama entre semana.

En los fines de semana haced un esfuerzo para hacer planes juntos y pasad un buen rato, además en casa, podéis jugar a juegos de mesa, leer cuentos, cenar juntos una comida especial…  es importante disfrutar de la compañía de tus hijos como algo normal en el día a día.

Respetaros unos a otros

Para tener un hogar más feliz se necesita que todos los miembros de un mismo hogar se respeten mutuamente. Todos sois personas diferentes aunque seáis de la misma familia, tus hijos crecen y ellos tienen sus propias personalidades y sus propias opiniones. Las opiniones de tus hijos no tienen que ser como la tuya, y eso no significa que no tengan valor.

El respeto mutuo entre todos los miembros de la familia es importante para sentiros felices y queridos. Si no os respetáis vosotros, ¿quién lo va a hacer? Si no respetas a tus hijos, no esperes que ellos lo hagan contigo.

familia contenta

Dile a tus hijos que les quieres todos los días

Es muy importante que les digas a tus hijos que les quieres todos los días. El amor entre los miembros de una familia debe ser incondicional y para siempre. Hay momentos en la vida en que los hijos ponen a prueba la paciencia de los padres, pero eso no significa que desaparezca el amor.

Si tú no les dices a tus hijos que les quieres y que les amas, ¿cómo pueden saber ellos que es real que sientes amor por ellos? Todos los regalos del mundo carecerán de sentido sin estas dos palabras mágicas que llena el corazón de adultos y niños: Te quiero.

Hazlo lo mejor que puedas

Con risas, con normas, con valores y con normas, pero siempre con respeto mutuo y con el amor y el cariño como base a todo. No vas a ser una madre perfecta y eso es lo que realmente importa, que cometas errores en el camino y que tus hijos veas en ti cómo eres capaz de aprender de tus errores, de rectificar y de hacer las cosas mejor.

Lo mejor que puedes hacer es tratar lo mejor posible a tu familia y ayudarles para que en vuestro camino todos seáis más felices. Acepta que no siempre las cosas salen como uno quiere o espera, así que cuando las cosas salgan mal, aprende la lección y vuelve a intentarlo.

¿Cuáles son tus secretos para tener un hogar más feliz?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *