Consejos para tener un aumento de peso saludable durante el embarazo

Es muy importante que una mujer embarazada tenga un peso saludable, para ello deberá tener en cuenta una alimentación correcta y buenos hábitos para evitar el sedentarismo. El sobrepeso o la obesidad durante el embarazo puede provocar que la madre tenga problemas de salud, así como que el bebé también los tenga. Pero igual de importante es no tener sobrepeso u obesidad durante el embarazo como tener bajo peso.

El bajo peso también puede provocar problemas de salud en la madre y el bebé. En este sentido resulta primordial que las mujeres embarazadas sean conscientes de tener un peso saludable durante el embarazo. Si no sabes cómo conseguirlo, no te pierdas los siguientes consejos para tener un embarazo lo más saludable posible y que no aumentes ni pierdas peso de forma peligrosa para ti o tu bebé.

Habla con tu médico

Lo primero que tendrás que hacer es hablar con tu médico y tener un buen control de peso en las visitas prenatales que tengas. Tu médico te podrá aconsejar y ayudar para mantener un peso saludable y si es necesario, te puede poner a dieta para que estés bien alimentada y que a tu bebé no le falte de nada tampoco.

Seguimiento de peso desde el principio

No esperes a estar de 8 meses de embarazo para empezar a tener un buen control de peso. El peso deberás controlarlo desde el momento en que te quedes embarazada. Ten en cuenta que cada embarazo es diferente y que la cantidad de peso ganado cada semana no será idéntica. Apunta el peso que ganas o pierdes cada semana para tener un buen control y hablarlo con tu médico si es necesario.

Mantén una alimentación saludable

Ya sabrás que eso de ‘comer por dos’ es un mito que no debes seguir.  Durante el primer trimestre, las necesidades energéticas de la dieta (medidas en calorías) son solo un poco más altas, por lo que la cantidad de alimentos ingeridos debería ser aproximadamente la misma que antes de estar embarazada. Pero las necesidades de nutrientes aumentan, en particular el ácido fólico, el yodo y el hierro, por lo que las mujeres deben ser conscientes de la calidad nutricional de los alimentos que toman cada día.

Durante el segundo y tercer trimestre se pueden necesitar más energía de los alimentos, pero la cantidad de alimentos adicionales es mucho menos de lo que las personas se piensan.Sería el equivalente a un sándwich, o un yogur y un plátano. Si tienes dudas de lo que debes comer en tu embarazo, habla con tu médico o con un dietista especializado.

Haz ejercicio de forma regular

Es necesario que evites a toda costa tener una vida demasiado sedentaria. Las recomendaciones aconsejan que hagas 150 minutos de ejercicio a la semana, repartidas de forma equilibrada. Existen ejercicios que son seguros durante el embarazo como por ejemplo; caminar, nadar o clases de ejercicios específicos para el embarazo. Si quieres hacer un ejercicio en concreto habla con tu médico para que te aconseje los que son mejores para ti.

Estate cerca de tu pareja y familia

Tener un estilo de vida saludable incluye comer saludablemente y ser activo. Pero también es muy importante sentirte bien emocionalmente y estar cerca de las personas que te quieren y que te cuidan.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *