Consejos para refrescar la casa en verano

Casa en verano

Nos encontramos en pleno verano y es habitual que vengan olas de calor que llegan a resultar molestas. Es por eso que a veces buscamos refugio en nuestro propio hogar, intentando evitar el calor del exterior. En muchos hogares hay aire acondicionado, pero muchos otros no cuentan con él. Es por eso que existen algunos trucos que pueden ser útiles para poder mantener la casa fresca durante el verano.

Nuestro hogar debe ser un refugio en el que nos sintamos a gusto. Es por eso que durante el verano queremos que sea un lugar fresco. Si seguimos estos consejos podremos tener un lugar mucho más acogedor para la época estival. Tengamos aire acondicionado o no, siempre podemos mejorar la temperatura del hogar para poder encontrarnos mucho más a gusto.

Aprovecha el fresco nocturno

Las casas se refrescan mucho durante la noche, por lo que es una buena idea abrir las ventanas y dejar que corra el aire por la casa durante la noche. Nos encontraremos con un hogar mucho más fresco si aprovechamos esta bajada de temperaturas. Si los materiales del hogar están preparados para mantener la temperatura en casa, entonces disfrutaremos del fresco durante más tiempo. Es bueno abrir ventanas en zonas en las que se pueda crear una corriente para sentir mejor ese frescor, así además renovaremos el aire de casa.

Cuidado con los tejidos

Tejidos frescos

Hay tejidos que resultan mucho más frescos que otros. Durante la temporada de verano debemos retirar tejidos que puedan darnos calor. El algodón y el lino son buenas elecciones para esta temporada, ya que resultan mucho más ligeros que otros textiles que a veces dejamos por pura pereza. Cambia los cojines del sofá, las sábanas y también retira las mantas y otros elementos que nos puedan dar calor sin que nos demos cuenta. Así como nos vestimos con tejidos mucho más ligeros para evitar pasar calor, lo mismo debemos hacer en casa. Notará un poco esa mejoría a la hora de sentarte en el sofá o de ir a dormir.

Utiliza tonos claros

En muchas zonas de la casa puede dar el sol directamente, así que una forma de evitar que el calor sea excesivo es cambiar los tonos de los textiles e incluso de otros elementos por colores claros. El color blanco es el que menos calor genera, pero también podemos usar tonos pastel o amarillos. Los tonos claros nos darán una mayor sensación de frescor y evitarán que suba la temperatura en el hogar.

Evita los vapores

Evitar los vapores

Es casi inevitable generar vapores cuando cocinamos o cuando planchamos, algo que a su vez da mucho más calor en casa. Es mejor realizar estas actividades si podemos a las primeras o a las últimas horas del día. No obstante, también debemos utilizar el extractor cuando generemos vapor para evitar que se acumule en la habitación y pasemos más calor del necesario.

Evita utilizar fuentes de calor

Si tienes que tener aparatos enchufados porque es necesario está bien, pero siempre es mejor intentar apagar todo lo que pueda generar calor. Desde un portátil a la televisión, son aparatos que generan calor. siempre es mejor apagar este tipo de cosas.

Usa las persianas

Persianas en el hogar

En casi todas las casas hay persianas pero durante el día están levantadas. Si hay zonas de la casa en las que el sol pueda incidir directamente lo que podemos hacer es bajar las persianas previamente. Así notarás que la habitación no tiene una temperatura tan alta como si dejásemos pasar el sol.

Piensa a largo plazo

Si tienes un jardín puedes pensar a largo plazo para crear zonas con sombra. Plantar árboles o poner enredaderas puede ayudar a refrescar la casa, pero siempre a largo plazo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.