Consejos para que tu hijo coma de todo

familia comiendo junta

Comer de una manera saludable y equilibrada es esencial para cualquier persona, cobrando una gran importancia en los más pequeños. El caballo de batalla de cualquier padre o madre no es otro que el conseguir que su hijo coma de todo. Para conseguirlo y evitar momentos de frustración y desespero es importante el inculcar al pequeño desde los primeros años de vida unos buenos hábitos alimenticios.

De esta forma el menor no tendrá ningún tipo de problema a la hora de comer de todo sin excluir alimentos como las verduras o el pescado.

Mantener la calma

Es bastante normal que el niño al principio reniegue de alimentos que no suelen gustar a los menores como las verduras o el pescado. El sabor y la textura de tales alimentos hace que de primera los pequeños no quieran probarla. Es por ello que es importante tener paciencia y mantener la calma ya que poco a poco el pequeño comerá de todo y podrá seguir un tipo de alimentación variada y equilibrada. El tiempo y la paciencia es clave para que el pequeño pueda seguir una serie de hábitos saludables.

Platos divertidos

Unos platos presentados de una forma divertida y original hará llamar la atención del niño y no le importe comer de todo. Puedes camuflar ciertos alimentos y darle presencia a otros que si pueden gustar al menor como la pasta o el tomate. En internet cuentas con multitud de recetas de todo tipo para que puedas hacer a tu hijo y consiga comer de todo. 

Dar ejemplo

No puedes conseguir que tus hijos coman de todo si tú eres el primero en evitar ciertos alimentos. Los padres son los espejos  en los que se miran los hijos por lo que es importante que sigas una serie de hábitos alimenticios y sigas una dieta en la que haya alimentos de todo tipo. Si tu hijo observa que comes de todo es probable que el niño coma y no rechaze ningún tipo de alimento.

Seguir unas pautas diarias

A la hora de comer es bueno el seguir una serie de pautas o reglas para que el niño mejore sus hábitos alimenticios. De esta manera es importante el fijar un horario para cada una de las comidas del día, no picar entre horas, poner la mesa entre todos, etc. Seguir unas pautas es clave a la hora de conseguir que los más pequeños puedan comer de todo y disfruten a la hora de comer.

Comer debe convertirse en un hábito

Es bastante normal que al principio el menor no coma de todo y haya una serie de alimentos que no quiera probar. Al adquirir poco a poco una serie de hábitos saludables el menor mostrará mucha más atención a la comida y le dará la importancia que tiene. Debes recordar que el comer de todo no es un premio sino que es algo que debe hacer todos los días. Es por ello que el llanto del pequeño no debe ser motivo para que no coma lo que hay en el plato.

Es bastante normal y común que el menor de primeras no le guste toda la comida. Son muchos los padres que dan por perdida la batalla antes de tiempo y ceden ante el chantaje de los menores.  Con el paso del tiempo y con mucha paciencia tu hijo acabará por darle la importancia que tiene la comida y no rechazará ningún tipo de alimento que le pongas en la mesa. Si sigues todos estos consejos que te he dado no tendrás ningún tipo de problema con tu hijo a la hora de comer


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *