Consejos para no fracasar con una dieta

Si eres una de las miles de mujeres que han hecho dieta en su vida pero que han acabado dejándola porque no han tenido fuerza de voluntad o por que no han dado con la dieta adecuada, es porque no conocías estos sencillos pasos a seguir. Adelgazar es fácil si tienes las claves, paciencia y voluntad.

  1. Acepta la realidad y no te engañes
    Si estás engordando es porque comes más calorías de las que gastas, no por voluntad divina. Debes pensar una forma de perder peso progresivamente y no quejarte más si no estás tomando medidas para bajar de peso.
  2. Anota en un diario tus ‘pecados’
    Seguro que no eres consciente de todas las calorías de más que comes y todas las grasas que le metes al cuerpo. Por eso te aconsejamos que escribas un diario anotándolo todo para que realmente te des cuenta de que tratas a tu cuerpo como si fuera un contenedor sin fondo.
  3. Concreta tus objetivos reales
    No fantasees con perder 40 kilos de golpe porque, a parte de poner en verdadero peligro tu salud, te estás haciendo ilusiones que no llegan a ninguna parte. Fija unos objetivos reales con la ayuda de un médico y un plazo de tiempo para perder esos kilos saludablemente.
  4. Date cuenta de todo lo que estás consiguiendo
    No seas mala contigo misma y mira tus aciertos: todos los hábitos sanos que has estado cambiando que, aunque te parezcan pequeños, son muy importantes y un paso más en el camino de llevar una dieta sana.
  5. Permítete picar de vez en cuando
    No has de picotear como regla general, pero si sabes escoger los alimentos, picar un poco y muy de vez en cuando te ayuda a calmar la ansiedad. Cuando piques no tires la toalla y dejes la dieta sino que compénsalo con una cena más ligera o ejercicio.
  6. Debes ir a la mesa relajada
    Si vas nerviosa o con ansias de comer, vas a destrozar tu dieta. Puedes tomarte una infusión antes e ir mentalizada de comer despacio, masticando bien y disfrutando los sabores. Nunca comer con ansia.
  7. Hacer ejercicio
    No es por nada, pero todo el día sentada en la oficina o tirada en el sofá, no son hábitos que te ayuden a adelgazar por mucho que hagas dieta . El ejercicio controlado por un profesional y regular es la mejor medicina para conseguir una silueta envidiable y no pasajera.
  8. En tu casa, sólo comida sana
    No tengas la nevera llena de dulces y alimentos que lo único que hacen es engordarte más y más. Limpia tu despensa y llénala de fruta, verdura y alimentos sanos para no caer en tentaciones en ratos de descanso o aburrimiento. Puedes guardar un poco de chocolate o helado para un caso de urgencia.
  9. Mímate y acéptate
    Tienes que mimarte: mirarte al espejo y reconocer las partes de tu cuerpo que van mejorando y lo que estás consiguiendo. Mira las partes de tu cuerpo que mejoraron con la dieta y el deporte y hazlo posible.
  10. Imagínate con el cuerpo que deseas
    Cuando tu fuerza de voluntad flaquee y no puedas más, imagínate con la silueta deseada y coge fuerzas. Lo conseguirás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *