Consejos para lavar el cabello de forma adecuada

Todos nos lavamos el cabello varias veces por semana, y hay quien incluso lo hace cada día. Es algo bastante automático, una rutina, que sin embargo a veces podemos estar haciendo mal. Ya sea por los productos que usamos o por cómo lo lavamos, podemos estar perjudicando nuestro cabello. Por eso os vamos a dar unos cuantos consejos para lavar el cabello de forma adecuada.

Hemos oído hablar acerca de todo tipo de modas para el cabello, incluso la de no usar champú nunca más. No hay que ser extremista ni hacer cosas complicadas, sino que se trata de cuidar el cabello lo mejor posible. Unos pequeños gestos diarios pueden mejorarlo mucho. Hay problemas como la caída o el cuero cabelludo seco que también tienen su raíz en un mal uso de los productos.

Elegir el producto adecuado

Hay muchos productos para el cabello en el mercado. Para empezar, debemos comprar los que tengan menos química. Si puedes costear los productos de origen natural, son sin duda los mejores para el pelo. Pero si quieres algo más económico, lo ideal es comprar esos champús que no tienen ni parabenos, ni siliconas, ni sulfatos. Estos productos químicos acaban ahogando al pelo y haciendo que el cuero cabelludo sufra más aunque no lo parezca. Su uso continuo puede llegar a perjudicarnos.

Por otro lado, debemos comprar un champú que sea apropiado para nuestro tipo de cabello. Ya sea graso, fino, seco, encrespado o rizado, hay un champú para cada uno. Es mejor comprar uno adecuado para que se adapte a lo que necesitamos. Por ejemplo, si te compras uno hidratante y tu cabello es graso, el efecto de la grasa será mayor, por lo que lo perjudicarás.

Lavar el cabello bien

Lavar el cabello

A la hora de lavar el cabello, la frecuencia depende de lo que se ensucie este. Si vamos al gimnasio y sudamos, lo mejor es lavarlo, ya que el sudor se queda en el pelo y afecta a la raíz. Y si es graso, es lo mismo. Trata de hallar productos que te ayuden con la grasa pero limpialo cuando lo necesite, y si es cada día, utiliza solo una toma de champú.

Cuando lo lavemos es mejor utilizar solo en el cuero cabelludo, y dejar que la espuma se deslice por el resto del cabello, ya que las puntas rara vez necesitan tanto champú. Por otro lado, es importante que frotemos suavemente el cuero cabelludo para no dañarlo. Este masaje nos puede servir también para activar la circulación. Así que podemos repetirlo al aclarar. Además, si nuestro pelo suele enredarse, podemos peinarlo antes de lavarlo, para que sea más fácil desenredarlo después. Hay que aclarar bien y utilizar un producto suavizante en las puntas para hidratarlas.

Si nuestro cabello sufre de problemas, con un cuero cabelludo con caspa o con mucha grasa, puede que tengamos que consultar con un dermatólogo. También hay remedios naturales que puedes probar, como el de utilizar aceite de coco para la caspa o mascarillas de arcilla para el cabello graso.

Secarlo también es importante

Secar el cabello

A la hora de secarlo también debemos tener mucho cuidado. Y es que el pelo puede quebrarse con más facilidad. Hay que envolverlo en la toalla sin frotar, para quitar el exceso de humedad. Después, debemos desenredar con cuidado. Es mejor dejar que se seque un poco al aire, para utilizar lo menos posible el secador, que lo reseca. Por último, tendremos que usar productos protectores del calor en el cabello para evitar que se dañen las puntas. Estos gestos diarios pueden suponer una gran diferencia a la hora de cuidar nuestro cabello.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *