Consejos para gestionar las emociones

Gestión de las emociones

Las emociones nos invaden a diario y no siempre sabemos cómo aceptarlas o controlarlas, por lo que a veces pueden llegar a perjudicarnos. Es por eso que hoy en día se trabaja mucho con la gestión de las emociones, ya que es un gran recurso que nos ayuda a tener más inteligencia emocional y a vivir más tranquilos con nosotros mismos y con quienes nos rodean.

Vamos a daros algunos consejos para gestionar las emociones que pueden ayudaros en el día a día. Las emociones son algo bueno si sabemos reconocerlas y aceptarlas tal y como llegan. Nos ayudan a expresarnos, a comunicarnos con los demás y a superar malos momentos.

Haz un diario de emociones

Diario emocional

Si te cuesta entender cómo te sientes ante determinadas situaciones o cómo gestionar esas emociones que te llegan, lo que puedes hacer es ponerlo todo sobre el papel. Escribir nos ayuda muchas veces a poner en orden nuestras ideas, por lo que ocurre lo mismo con las emociones. Puedes hacer un diario de emociones para así descubrir qué es lo que te ocurre en cada momento. Cuando leas más detenidamente el diario a lo largo de los días puede que reconozcas patrones de comportamiento y emociones que tienes en determinados momentos, algo que te ayudará a conocerte mucho mejor. Es sencillo, solamente tienes que comprar una libreta y escribir en ella cuando lo veas necesario, expresando cómo te sientes.

Acéptate con tu forma de ser

Todo el mundo tiene algo en su forma de ser que desearía cambiar. Pero es importante saber que nadie es perfecto y que cada persona tiene cosas buenas y malas. También tenemos que ser conscientes de que siempre podemos ser una mejor versión de nosotros mismos, por lo que mejorar es algo que debemos hacer. Pero aceptando nuestra naturaleza y nuestra forma de ser. Si aceptamos cómo somos y cómo nos sentimos nos será mucho más fácil reconocer las emociones y controlarlas.

Piensa en positivo

Gestión de emociones

Las emociones negativas son las que más nos afectan. Es fácil caer en un bucle de emociones y pensamientos negativos en determinados momentos, pero el pensamiento realmente nos afecta mucho, afecta a nuestros sentimientos en cada momento. Está comprobado que si pensamos en positivo sabremos encontrar soluciones antes a los problemas y también seremos capaces de tener un mejor estado de ánimo ante el mismo problema. Así que cuando te asalten los pensamientos negativos trata de cambiarlos y pensar en positivo siempre.

Mantener el equilibrio

Para mantener el equilibrio emocional necesitamos también tener una vida que nos ayude a ello. Es importante tener motivaciones diarias que nos ayuden a sentirnos bien, a buscar nuevos retos. También es necesario mantenernos activos y llevar una vida sana, ya que las personas sanas son más positivas y tienen mejores emociones. Hacer deporte nos ayuda a centrarnos en los problemas a pensar con más claridad y a evitar los pensamientos negativos en bucle. Combate la depresión y la ansiedad, que son grandes enemigos de nuestro cuerpo y nos llevan hacia emociones negativas. Una vida equilibrada y sana siempre es una gran ayuda para controlar nuestras emociones y sentirnos en paz con nosotros mismos.

Practica la empatía

Gestión emociones

Es importante no solo saber reconocer nuestras emociones sino también las de los demás, ya que las nuestras se regulan por eventos externos y por cómo no relacionamos con otras personas. Es por eso que resulta importante practicar también la empatía, que se trata de ponernos en el sitio de los otros para entender cómo se sienten. Así seremos más conscientes de las emociones propias y ajenas y de cómo gestionar ambas para mejorar las relaciones con el entorno.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.