Consejos para evitar las polillas en los armarios

Eliminar las polillas de los armarios

Las polillas encuentran en los armarios su escondite perfecto, un lugar oscuro donde realizar su metamorfosis y pasar de ser un huevo, a una larva, a un capullo y a su estado en edad madura, una polilla. En su fase de larva es cuando este insecto daña los tejidos de la ropa que se guarda en los armarios. Las larvas de polilla se alimentan de tejidos, dañando la ropa, haciendo agujeros y estropeando todo lo que encuentran en el armario.

En casa pueden aparecer diferentes tipos de polillas, las de la ropa que son las que se alimentan de tejidos y estropean las prendas. Las polillas de los alimentos, que son de un tamaño inferior y aparecen en la despensa y armarios de la cocina ya que sea alimentan de pan, harinas y todo tipo de cereales. Por último, las polillas de la madera y de los libros, un insecto mucho más pequeño y aplanado.

Existen muchas formas de evitar que las polillas proliferen en los armarios, aunque lo más importante es mantener los armarios y las despensas bien limpias en todo momento. No hay nada que estos insectos adoren más que las prendas sucias. A continuación, te contamos cómo puedes evitar las polillas en tus armarios y en caso de que ya hayan hecho su aparición, cómo puedes deshacerte de ellas.

Cómo prevenir las polillas en los armarios

Una vez que las polillas aparecen es mucho más difícil deshacerse de ellas, o al menos, más tedioso. Por lo que es preferible mantener siempre unas medidas de prevención. Mantener los armarios en perfectas condiciones es el primer paso, pero lo más importante es guardar siempre la ropa bien limpia. A veces, en los tejidos pueden quedar restos de comida, manchas provocadas por las mascotas o residuos de la calle, imperceptibles al ojo pero una fuente de alimento para los insectos.

Prevenir las polillas de los armarios

Para prevenir las polillas en los armarios, puedes seguir estos consejos:

  1. Guardar la ropa limpia y seca: Especialmente si son prendas que no se van a usar durante mucho tiempo. La ropa siempre se debe guardar bien limpia y seca. Cepilla los abrigos para retirar el polvo y asegúrate de que no tienen restos de alimentos antes de guardarlos.
  2. Aspira el armario: Pasar el aspirador por el armario de vez en cuando evitará la proliferación de las polillas, así que recuerda limpiar muy bien todas las esquinas y recovecos de tus armarios.
  3. Antipolillas naturales: En el mercado puedes encontrar antipolillas con sustancias químicas, pero existen muchas opciones naturales más ecológicas y eficaces. Coloca saquitos de lavanda en tus armarios, además de prevenir las polillas, tu ropa tendrá un olor fresco y natural.

¿Tienes polillas en los armarios?

Saquitos de lavanda contra las polillas

Cuando las polillas de los armarios hacen su aparición estelar, no queda más remedio que hacer una limpieza profunda de todos los tejidos del armario. Como ya decíamos, las polillas en su proceso de metamorfosis pasan por diferentes estados, por lo que puedes eliminar el insecto pero dejar los huevos en los rincones más ocultos del armario.

Por lo tanto, si ya has observado agujeritos en tu ropa, desperfectos causados por las larvas de polilla o simplemente has encontrado una polilla en tu armario, llega el momento de hacer una limpieza profunda.

  • Saca toda la ropa del armario: Tendrás que lavar toda tu ropa para asegurarte de eliminar por completo las polillas y sus huevos.
  • Lava todos los tejidos de la habitación: Aunque no estén dentro del armario, los huevos de las polillas pueden alojarse en todo tipo de tejidos. Por lo que tendrás que lavar toda la ropa de la habitación, pasando por la ropa de cama, cortinas, alfombras, etc.
  • Limpieza a fondo del armario: Primero aspira bien el armario, prestando especial atención a los rincones, uniones de la madera y cualquier recoveco del armario. Pasa un paño humedecido en una solución de agua y vinagre blanco de limpieza y deja secar por completo al aire libre.
  • Coloca productos antipolillas en los armarios: Puedes utilizar remedios naturales, como la lavanda o la cáscara de naranja o limón. También puedes usar naftalina o alcanfor, aunque son productos tóxicos que debes mantener fuera del alcance de los niños.

Con estos consejos, podrás mantener a raya las polillas de los armarios.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.