Consejos para evitar las piernas hinchadas durante el embarazo

Durante el embarazo las mujeres van a padecer cambios físicos de todo tipo que van desde la celulitis pasando por las temidas estrías hasta cierta hinchazón en las piernas. Durante la última etapa del proceso de gestación la retención de líquidos y la mala circulación de la sangre son los causantes de que las piernas se hinchen más de lo normal. Para aliviar y rebajar tal hinchazón es importante seguir una dieta adecuada además de hacer algo de ejercicio diario.

Además de ello, existen una serie de consejos que te permitirán mejorar las piernas hinchadas. Toma buena nota de los mismos para aliviar las molestias típicas que suelen provocar las piernas hinchadas y la retención de líquidos.

Mover las piernas

Uno de los mejores consejos a la hora de prevenir el hinchazón en las piernas consiste en mover las mismas y realizar algo de ejercicio físico. Aunque al principio te cueste es bueno el salir a caminar un par de veces al día y de esta manera reactivar la circulación sanguínea. Si te atreves a algo más, puedes nadar o montar en bicicleta y ayudar a que las piernas se muevan lo suficiente para aliviar tal hinchazón.

Buena alimentación

La alimentación es clave a la hora de mejorar el hinchazón de las piernas durante el embarazo. Una dieta saludable y equilibrada ayuda a reactivar toda la circulación de la sangre y combate la retención de líquidos. Es esencial el aumentar el consumo de alimentos ricos en fibra como es el caso de verduras, frutas y cereales y evitar el consumo excesivo de sal ya que la misma favorece la retención de líquidos en las piernas.

Beber mucha agua

La retención de líquidos es una de las causas por las que las piernas sufren cierta hinchazón durante el embarazo. Para combatir dicha retención es importante el beber mucha agua a lo largo del día. Gracias al agua el cuerpo está perfectamente hidratado y consigue depurarlo eliminando una buena cantidad de toxinas y sustancias dañinas para el organismo.

Ropa ligera

Durante el embarazo es muy importante llevar la ropa lo más ligera posible y evitar los zapatos con tacones ya que pueden agravar el hinchazón de las piernas. La ropa excesivamente ajustada puede provocar graves problemas de circulación lo que no es nada bueno a la hora de aliviar la hinchazón de las piernas. 

Baños de agua fría

En el caso de que tengas las piernas demasiado hinchadas es bueno el meterlas en agua fría con el fin de rebajar tal hinchazón y mejorar la circulación en la zona. Aplicar algo frío en las piernas es un  remedio casero ideal para aliviar las molestias y el dolor típico de tener las piernas hinchadas.

Masajes corporales

Un buen masaje en los pies y las piernas te ayudará a rebajar la hinchazón de la zona. Puedes usar alguna crema relajante o algún aceite esencial como el de romero para estimular la circulación de la sangre y reducir la retención de líquidos. No dudes por tanto de darte un masaje antes de acostarte ya que es ideal para relajar toda la tensión de la zona y aportar algo de tranquilidad que te ayudará a dormir mucho más plácidamente.

La hinchazón de las piernas es algo bastante normal en las mujeres con un estado de gestación bastante avanzado por lo que no está de más el tomar buena nota de estos maravillosos consejos para rebajar las molestias típicas de la citada hinchazón. Se trata de consejos muy fáciles y sencillos que puedes hacer cuando quieras y que te ayudarán a hacer más llevadero todo el embarazo. 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *