Consejos para evitar las manos agrietadas

Evitar las manos agrietadas

Se acerca el frío polar más intenso, y esos días en los que tenemos que proteger nuestra piel tanto como lo hacemos en el verano por causa del sol. Las manos sufren mucho en todas las épocas, ya que trabajamos con ellas y no solemos tener tanto cuidado como con la piel del rostro. Te damos algunos consejos para evitar las manos agrietadas.

Las manos agrietadas son molestas, ya que están resecas, tirantes, enrojecidas y a veces incluso llegan a tener heridas. Es por eso que antes de llegar a tenerlas así de estropeadas, debemos tomar cartas en el asunto y cuidarlas a diario con gestos sencillos, que cuestan poco.

Debes lavarte las manos con agua tibia, ni muy caliente ni muy fría. Además, elige jabones con PH neutro y a ser posible con agentes hidratantes y con ingredientes naturales, que suelen respetar la piel. Al secarlas no frotes demasiado, solo dale unos cuantos toques. Este es el mejor momento para aplicar la crema hidratante, por lo que siempre debes tener una a mano en el baño. Hay que tomar como una rutina el gesto de echar crema en las manos después de secarlas.

Si vas a trabajar en tareas de la casa, siempre se deben usar guantes de goma que las protejan. Estar usando agua y jabones constantemente, hace que se estropeen mucho, por lo que es algo muy importante. Si trabajas con las manos y lo notas, por la noche puedes usar un extra de hidratación, con unos guantes de algodón que llevarás después de aplicar crema intensiva.

También hay que proteger las manos del frío, ya que causa sabañones y grietas en las manos. Para salir siempre se deben tener a mano unos calentitos guantes de lana o de punto. De esta forma, las bajas temperaturas no afectarán a nuestras manos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *