Consejos para evitar el dolor de espalda

Dolor de espalda

El dolor de espalda es uno de los grandes males que todo el mundo padece alguna vez en su vida. En la vida actual, con grades dosis de sedentarismo, tenemos todavía más dolores de este tipo. Pero si prevenimos es posible evitar la gran mayoría de ellos, que realmente vienen de malos hábitos en nuestra vida diaria.

El dolor de espalda puede tener diversos orígenes, por lo que siempre debemos pensar en aquello que hacemos mal e intentar corregirlo. Además, hay algunas cosas que a veces no tenemos en cuenta y que nos pueden ayudar a evitar esos dolores o a mitigarlos.

Corrige tu postura

Postura erguida

Esta es una de las primeras cosas que deberías hacer. Tanto sentado como de pie debemos tener una buena postura o de lo contrario, tras largas horas sentiremos dolor en la espalda. En la gran mayoría de los trabajos o bien estamos muchas horas de pie o bien estamos sentados. Sea como sea, la postura en ambos casos debe cuidarse. Nuestra columna tiene una posición natural en S, por lo que debemos mantenerla. Es importante estar erguidos, con el cuello en alto y los hombros ligeramente hacia atrás, con el estómago contraído. Es difícil adoptar una postura constantemente, pero debemos convertirlo en un hábito y notaremos la diferencia.

Practica deportes que te ayuden

Hay algunos deportes que ayudan muchísimo a reforzar la musculatura de lo que es nuestra faja natural, el core. No se trata solo de los abdominales, sino de toda esa musculatura interna que nos mantiene erguidos y con buena postura. El pilates es muy recomendable, porque además nos hacemos más conscientes de nuestra postura corporal y de cómo caminar o sentarnos erguidos. Por otro lado, también el yoga nos puede ayudar en este sentido. La natación es un deporte ideal para reforzar la musculatura de la espalda.

Vida sana

Yoga

Es cierto que unos malos hábitos nos pueden traer múltiples consecuencias. El sobrepeso por ejemplo hace que nuestro cuerpo tenga muchos problemas y entre ellos se encuentran los dolores de espalda porque tiene que soportar más peso del que debería. Así que siempre es mejor llevar una vida sana con un peso adecuado. Trata de cambiar tus hábitos y notarás cómo tu cuerpo se encuentra mucho mejor y cómo sientes un gran bienestar.

Evita el estrés

En ocasiones no nos damos cuenta pero los dolores de espalda intensos vienen precisamente de un estrés continuo al que nos vemos sometidos y que genera mucha tensión en nuestro cuerpo. El estrés tiene muchas formas de manifestarse y también puede ser a través de dolores que aparecen de forma súbita. Así que deberás intentar evitar lo que te genera estrés o bien tratar de encontrar una forma de relajarte. Meditar a diario sobre las cosas que realmente son importantes nos puede ayudar. El yoga es una disciplina que implica el control de la respiración, lo que nos ayuda a evitar el estrés.

Evita los tacones

Aunque queden muy bonitos, solamente deberían ser utilizados en contadas ocasiones. Los tacones nos obligan a caminar de una forma que no es la natural, forzando nuestras vértebras y la espalda. Es habitual que quien está obligada a trabajar en tacones termine sufriendo algunos dolores de espalda continuos por esta presión que ejercemos en ella al caminar de una forma que no es la natural. Si los usas no deberían tener más de cinco centímetros y de todas formas es más recomendable usarlos solo de vez en cuando.

Cuídate

Cuidar la espalda

Para evitar dolores en ocasiones debemos tratar de cuidarnos mucho más. Disfruta de un masaje de vez en cuando o de una sesión de fisioterapia que te ayude a mitigar los dolores. Y sobre todo, si ves que no se trata de algo puntual acude al médico para ver cuál puede ser el origen del dolor.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.